Ante la violencia, piden presencia de GN en Tierra Caliente de Guerrero

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Chilpancingo. El director del Centro Regional de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, Manuel Olivares Hernández, informó que pobladores de El Cundancito Chico, y de Mesas de Pineda, municipio de Coyuca de Catalán, en Tierra Caliente de Guerrero, solicitaron la presencia de la Guardia Nacional, debido a que grupos de la delincuencia organizada pretenden apoderarse de esa zona, lo que ha provocado el éxodo de más de 70 familias que huyeron por la violencia en este año.

En entrevista Olivares Hernández comentó que el lunes recibieron un llamada telefónica donde “nos pedían auxilio los habitantes de las localidades que conforman el ejido de El Cundancito Chiquito, y de Mesas de Pineda, que se quejaron de que desde 2014 diversos grupos delincuenciales, pretenden tomar el territorio, sin que los tres niveles de gobierno quieran intervenir, a pesar de que ha habido desplazamiento masivo de cientos de personas”.

Los grupos del crimen organizado iniciaron una serie de ataques contra las poblaciones, donde varios ciudadanos perdieron la vida, por lo que “los habitantes han solicitado la intervención del gobierno federal y estatal, pero no han hecho caso”, mencionó.

El 14 de febrero pasado, solicitaron apoyo al 34 Batallón de Infantería, con sede en Ciudad Altamirano a quienes “se les informó que los pueblos estaban siendo atacados por grupos delincuenciales. El gobernador Héctor Astudillo Flores, ha dicho que esos son problemas de seguridad nacional, y que por lo tanto corresponde al gobierno federal actuar”, recordó.

El pasado 27 de mayo, oficiales del 34 Batallón de Infantería, respondieron por escrito que la petición de los campesinos calentanos había sido turnada a la Secretaría de Seguridad Pública, ya que es la instancia a la que responde brindar la seguridad pública, deslindándose de toda responsabilidad”, explicó.

Apenas el 30 de septiembre pasado “se envió otra solicitud al gobernador Héctor Astudillo Flores, para solicitar su intervención, dándole los nombres, y a que grupo pertenecen los cabecillas de los grupos delincuenciales. Incluso los pobladores han narrado cómo se amenaza a los que tienen ganado, para que lo vendan al precio que ellos imponen”, dijo Olivares Hernández.

“También los ciudadanos de estas comunidades, denunciaron al gobernador cómo han saqueado la madera, pero tampoco sucedió nada, el ejecutivo estatal se hizo el occiso”, concluyó.

 

Últimas noticias