Familias de desaparecidos hallan restos óseos en Acapulco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Acapulco, Gro. La Asociación Civil de Familias de Acapulco en busca de sus desaparecidos, informó que el viernes concluyó una semana de búsqueda de fosas clandestinas en la parte alta de la colonia La Mira de Acapulco.

El saldo de la búsqueda fue la localización de restos óseos de nueve cuerpos y un maxilar inferior.

La presidenta de la Agrupación, María Emma Mora Liberato, explicó que la búsqueda fue realizada del 9 al 13 de diciembre pasado, con la colaboración y participación de la Comisión Nacional Búsqueda, la Comisión Estatal de Búsqueda, la Comisión Ejecutiva de Atención de Víctimas, la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención Víctimas del estado de Guerrero, la policía Federal, la Guardia Nacional, la Secretaría de Marina y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Mora Liberato, quien busca a su hijo desaparecido desde el 20 de septiembre de 2011, indicó que se realizaron excavaciones en más de 21 posibles fosas.

Detalló que los restos encontrados fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), en presencia de agentes del Ministerio Público adscritos a la Fiscalía General Especializada en Materia de Desaparición Forzada y Desaparición por Particulares.

Mora Liberato detalló que "en las excavaciones participamos más de 50 personas, entre integrantes de la agrupación y elementos de seguridad".

Explicó que la localización de esta zona se logró luego de trabajos que iniciaron hace seis meses.

Mora Liberato especificó que los restos localizados se encontraban en siete fosas en un sector de difícil acceso, en las cuales había dos cuerpos completos.

Enfatizó que "es una zona de difícil acceso, en una barranca, hacemos lo humanamente posible por subir a la parte más alta, por resistir y por localizar los restos de personas".

Mora Liberato expresó que "tenemos la esperanza de que Semefo y los servicios periciales pasen de forma inmediata la información de los restos localizados al Archivo básico y al de genética, para que no se sigan acumulando".

Recordó que está en marcha el proyecto 751 con recursos de los gobiernos estatal y federal, que tiene el objetivo de fortalecer las capacidades institucionales, así como de capacitación del personal, para general la información genética de restos humanos localizados, y evitar la acumulación de cuerpos, de acuerdo a protocolos establecidos.

Mora Liberato mencionó que "para las personas que no están involucradas en una actividad de este tipo, que no tienen un familiar perdido, podrían sentir miedo, pero para nosotros, el más mínimo indicio de hallazgo en una fosa, representa una esperanza de encontrar a nuestro familiar, no te importa espinarte, que se te salgan granos en todos el brazo".

El Proyecto 751 es impulsado por el gobierno estatal en coordinación con Cruz Roja Internacional, y su objetivo es conformar un archivo con información genética de 751 cuerpos localizados entre 2010 y 2017 en Acapulco, Chilpancingo e Iguala, para confrontarlos con información genética de familias que tienen a parientes desaparecidos, además de evitar que cuerpos recientemente encontrados se sigan acumulando en instalaciones forenses.

El pasado 26 de noviembre, miembros del colectivo Padres y Familiares de Desaparecidos, Secuestrados y Asesinados en el estado de Guerrero y el País, concluyeron actividades de búsqueda en Acapulco, después de encontrar cementerios clandestinos en la parte alta de la colonia Alta Cuauhtémoc y en la Sabana.

En la Alta Cuauhtémoc encontraron siete fosas clandestinas, en las cuales localizaron dos cuerpos completos y restos de cuatro osamentas, un cráneo, partes de un brazo y pies.

Una semana antes habían localizado los restos de ocho cuerpos en fosas en La Sabana, y un niño vivo.

La Asociación Civil de Familias de Acapulco en busca de sus desaparecidos, advirtió en mayo pasado, que el parque nacional El Veladero, que abarca la parte alta de Acapulco, se había convertido en una gran fosa clandestina.

Últimas noticias