Estudiante de la FES Acatlán impugna fallo que suspende sus derechos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Naucalpan, Méx. Mario Farid Reyes Gordillo, estudiante de maestría de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES), este lunes inició un juicio de amparo en contra del resolutivo de suspensión por seis meses emitido por la Facultad en su contra, luego de ser señalado por la institución por su presunta responsabilidad en actos vandálicos cometidos en una oficina de la institución durante el paro de actividades del 2 de octubre.

Acompañado por su abogado, este lunes Mario Farid inició el juicio de amparo ante el Juzgado Cuarto de Distrito con sede en Naucalpan, en contra de la dirección de la FES-Acatlán, y solicitó la suspensión del acuerdo de la Facultad que le impide reanudar clases en el semestre próximo, de la Maestría de Estudios México-Estados Unidos, donde lleva un promedio de 9.5 de aprovechamiento, además de que en la FES Acatlán ha cursado dos licenciaturas.

“Vengo a pedir amparo y protección de la justicia federal, en contra de los actos y autoridades”, se lee en el documento, en el cual el estudiante insiste que no es responsable de los hechos con los que se le relaciona, según el resolutivo de fecha 27 de noviembre, firmado por el director de la Facultad Manuel Martínez Justo.

El alumno rechazó el resolutivo de la Facultad, en el cual se le responsabiliza de haber roto sellos de la puerta de oficina de la Secretaría Técnica de Ciencias Socioeconómicas, ingresado a la oficina y hecho una pinta con aerosol y que ese dicho se sustenta en un video de una de las cámaras de seguridad del plantel.

De acuerdo al resolutivo de la FES-Acatlán, se refiere que los actos vandálicos fueron cometidos el 2 de octubre, cuando la asamblea de alumnos inició un paro de actividades, para conmemorar el movimiento estudiantil del 2 de Octubre.

Y que: “de las grabaciones se desprende que usted ingresó a las 14:58 horas violando los sellos que estaban colocados para evitar su ingreso, realizando al interior pintas en las que se manifiesta (una leyenda), así como dañando la cerradura de la oficina del C. Abraham Manuel Milagros Villalobos Ibarra, Secretario Técnico del Programa de Economía”.

Agrega que la conducta del alumno, causó “un perjuicio y detrimento no solo patrimonial sino económico al mobiliario asignado para las actividades académicas para el que fue destinado, conducta contraria a los principios rectores como miembro de la Comunidad Universitaria debe observar”.

Mario Farid Reyes rechazó la versión FES-Acatlán. Argumentó que el mismo 2 de octubre los alumnos en paro conocieron de los hechos vandálicos; pero fue al día siguiente “por la mañana”, cuando una comisión de estudiantes en paro visitó la oficina afectada, y corroboraron que los sellos de la puerta estaban rotos, que ingresaron y vieron que había una pinta en los muros de la oficina.

“Es falso que yo hice el daño a la oficina. Y si tienen un video, en el mismo se puede ver que ni estoy forzando la puerta porque ya estaba abierta, yo no rompí los sellos, porque estos ya estaban rotos, ni entre con una lata o algo para hacer ninguna pinta”, comentó el alumno.

En tanto, el fin de semana la FES-Acatlán, el alumno Jesús Sánchez Vargas fue notificado en su domicilio por la FES-Acatlán de que fue suspendido como estudiante por los mismos motivos que Mario Farid.

Ante esta serie de imputaciones, los alumnos informaron que el miércoles de esta semana, a las 11 de la mañana, efectuarán una concentración en la explanada de la rectoría de la UNAM, en contra de lo que consideraron es una “represión” contra el movimiento estudiantil, y para exigir la anulación de los resolutivos que violentan su defensa jurídica y su derecho al estudio.

El fin de semana, la institución insistió en señalar que las acusaciones están documentadas, que existe un vídeo de los hechos, y que de acuerdo a las investigaciones realizadas por la FES el estudiante infringió el Reglamento de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Refieren que el acuerdo no es una decisión del director, sino de áreas específicas del plantel, que documentan daños,  y “que causó perjuicio y detrimento, no sólo patrimonial económico, al mobiliario asignado para las actividades académicas”.

Últimas noticias