Se ampara estudiante de la FES Acatlán por presuntos hechos vandálicos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Naucalpan, Méx. Mario Enrique Farid Reyes Gordillo, el estudiante de maestría que fue suspendido por seis meses por la dirección de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES) por su presunta responsabilidad en los actos vandálicos cometidos en la institución durante el paro de actividades del 2 de octubre, alista un recurso de amparo para que sea anulada la sanción en su contra que, dijo, violenta el debido proceso y niega su derecho al estudio.

Apoyado por un grupo de profesores y alumnos de la institución, el alumno expuso en entrevista que el jueves de la semana que terminó, fue notificado en su domicilio sobre un resolutivo tomado por la dirección de la facultad, que le suspende un semestre en el siguiente ciclo de clases.

Enrique dijo ser estudiante del primer semestre de la maestría de Estudios México-Estados Unidos, con promedio de 9.5 de aprovechamiento, y además en la FES Acatlán ha cursado dos licenciaturas.

Explicó que, en el resolutivo, el director de la FES-Acatlán, Manuel Martínez Justo, le responsabilizó de haber roto sellos de la puerta de oficina de la Secretaría Técnica de Ciencias Socioeconómicas, ingresado a la oficina y hecho una pinta con aerosol y que su dicho se sustenta en un vídeo de una de las cámaras de seguridad del plantel.

De su lado, el estudiante argumentó que el mismo 2 de octubre los alumnos en paro conocieron de los hechos vandálicos; pero fue al día siguiente “por la mañana”, cuando una comisión de cuatro estudiantes en paro visitó la oficina afectada, y corroboraron que los sellos de la puerta estaban rotos, que ingresaron y vieron que había una pinta en los muros de la oficina.

“Es falso que yo hice el daño a la oficina. Y si tienen un vídeo, en el mismo se puede ver que ni estoy forzando la puerta porque ya estaba abierta, yo no rompí los sellos, porque estos ya estaban rotos, ni entre con una lata o algo para hacer ninguna pintar”, comentó el alumno, quien insistió que el dicho de las autoridades está fundado en suposiciones y no tienen sustento.

Planteó que el lunes entrante, acudirá a los Juzgados de Distrito de la Federación con sede en Naucalpan, donde interpondrá un recurso de amparo, a fin de que sea anulado el dictamen del director de la FES-Acatlán, que violentó sus derechos humanos, constitucionales y de acceso al estudio.

El estudiante de Maestría de 32 años de edad, planteó que durante su vida como alumno ha sido activista y no es su línea hacer pintas o actos vandálicos en el plantel, pues consideró que ese tipo de conductas pueden ser pretexto para que autoridades repriman al movimiento estudiantil.

El viernes, algunos profesores de la FES Acatlán mediaron para que el alumno expusiera su caso a La Jornada y plantearon que fue excesiva la decisión de la dirección. Demandaron anular el dictamen y que el caso sea investigado con apego al marco legal y a la realidad histórica de los hechos.

En el dictamen de fecha 29 de noviembre, el director del plantel argumenta, que de las grabaciones de una de las cámaras “se desprende” que el alumno ingresó a la oficina de la Secretaría Técnica de Ciencias Socioeconómicas, violando los sellos colocados para evitar su ingreso, realizando en su interior una pinta.

Últimas noticias