Comando ataca con metralletas en Coahuila; 19 muertos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Piedras Negras, Coah. Diecinueve personas muertas, entre ellas 15 presuntos sicarios y cuatro policías estatales, así como seis agentes heridos, y ocho civiles desaparecidos, uno de ellos menor, dejó la irrupción de alrededor de 50 personas al parecer del cártel del Noreste (CDN) a bordo de 14 camionetas, dos de éstas equipadas con ametralladoras Barret calibre 50, alrededor del mediodía de ayer.

Entre los desaparecidos se encuentra un niño y un adulto que fueron secuestrados por los presuntos delincuentes para que los ayudaran a huir, así como seis bomberos municipales.

Según el gobernador del estado, Miguel Ángel Riquelme Solís, otros cuatro niños y un adulto también fueron secuestrados por el CDN para que los guiaran por las brechas de la zona, y más tarde fueron liberados y asegurados por elementos policiales.

La irrupción del grupo delictivo se inició alrededor de las 12 horas, se dirigieron a Villa Unión, municipio de 6 mil 500 habitantes, ubicado en la región Cinco Manantiales, a 30 kilómetros de la fronteriza Piedras Negras, donde atacó con ráfagas de ametralladora el edificio de la presidencia municipal, la comandancia de policía, la iglesia y varias viviendas.

Policías estatales destacamentados en la región respondieron a la agresión armada y durante una hora de intercambio de balas retuvieron a los pistoleros hasta que llegaron refuerzos de la policía estatal, el Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional. Reportes oficiales refirieron que de las 14 camionetas utilizadas por el comando para irrumpir en Villa Unión procedían de Tamaulipas, y 10 fueron baleadas e inmovilizadas por policías y militares, lo que originó que varios atacantes huyeran a pie.

Se tienen detectados 15 civiles armados abatidos, los últimos ocho fueron encontrados cerca de la brecha. Sabemos que ingresaron a Coahuila por un camino de Nuevo Laredo (Tamaulipas) a Piedras Negras en 14 vehículos (de ahí se dirigieron a Villa Unión), dos automotores estaban equipados con ametralladoras Barret calibre 50.

Se detalló que fueron decomisadas más de 14 armas largas, cartuchos y cargadores encontrados en los vehículos inmovilizados pertenecientes al grupo delictivo porque tenían la insignia CDN.

Riquelme Solís dijo que los cuatro agentes muertos pertenecían a la policía civil del estado y los seis heridos no están graves.

“Seguimos buscando a los civiles armados, así como a un niño y un adulto levantados para que los orientaran por las brechas de la región y al personal (bomberos y brigadistas de protección civil) de Villa Unión que estaban en las instalaciones de la presidencia y no sabemos si se los llevaron o dónde están”, expresó el gobernador, quien acudió a Villa Unión tras conocer sobre los hechos.

Al respecto, el general Enrique Covarrubias, comandante de la Sexta Zona Militar especificó que la búsqueda se apoya desde el aire con helicópteros y por tierra con la ayuda de la Octava Región Militar, con sede en el estado vecino de Nuevo León.

Cuando huían, los pistoleros dispararon a los helicópteros y alcanzaron a uno, el cual aterrizó sin problemas en el aeropuerto de Piedras Negras.

Querían causar ruido en el estado y además caos y miedo, pero los policías hicieron frente de manera valiente por más de una hora hasta que llegaron los refuerzos y de manera inmediata y contundente se repelió la agresión y se dio una persecución por la brecha de Piedras Negras a Nuevo Laredo, pues no se permitirá que estas bandas (de la delincuencia) ingresen a territo-rio del estado, aseguró Miguel Ángel Riquelme.

El municipio de Villa Unión comparte la región Cinco Manantiales con las demarcaciones de Zaragoza, Morelos y Allende, este último fue escenario en 2011 de la desaparición de al menos 300 personas, además de asesinatos y saqueo, y destrucción de viviendas y ranchos como parte de una venganza del grupo delictivo Los Zetas.

La alcaldesa de Villa Unión, Narcedalia Padrón Arizpe, mencionó que entre el ataque a los edificios públicos y la iglesia, y el enfrentamiento entre pistoleros, policías y militares los tiroteos tardaron mas de dos horas a partir de las 11:40 de la mañana de este sábado.

Policías y militares instalaron retenes en el acceso de Villa Unión, Allende, Piedras Negras y varios puntos de la carretera federal 57, y en el aeropuerto de Piedras Negras.

Durante la incursión Riquelme rendía informe

Durante la irrupción del CDN a Villa Unión, el gobernador Miguel Ángel Riquelme comparecía ante el Congreso del estado con motivo de su segundo informe de gobierno, acompañado por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y de los alcaldes, entre ellos Narcedalia Padrón.

Desde la noche del viernes, en redes sociales se alertó sobre la eventual incursión de integrantes del CDN procedente de Nuevo Laredo. Las redes también reportaron ataques a varios edificios de Piedras Negras y la muerte de más de 50 integrantes de dicha banda; sin embargo, las versiones las descartó la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

 

Tags

Coahuila

Últimas noticias