Asesinan a historiadora Raquel Padilla en Sonora

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ures, Son. Raquel Padilla Ramos, la etnohistoriadora más importante del país en el estudio de la etnia yaqui fue asesinada con arma blanca, presuntamente por su pareja sentimental, el indígena yaqui Juan Armando, en lo que era su morada, “La Lorenata” ubicada en la comunidad rural de Ures.

El crimen ocurrió la tarde del jueves, alrededor de las 16:00 horas en El Sauz de Ures, a 71 kilómetros de la capital de Sonora y fue reportado por su propio hijo que se encontraba en el lugar, mientras su madre, la historiadora fue apuñalada en repetidas ocasiones.

La Fiscalía Estatal de Sonora, informó del crimen de Padilla Ramos a través de un comunicado de prensa, en el que apuntó la detención de Juan Armando Rodríguez Castro, de 55 años de edad, pareja sentimental de la historiadora, quien fue sorprendido en flagrancia y trasladado al Hospital General del Estado para recibir atención médica por auto herirse.

“Un testigo identificó a Juan Armando “N.”, de 55 años de edad, como el presunto responsable, quien fue asegurado en flagrancia delictiva por elementos de Seguridad Pública Municipal de Ures en el lugar de los hechos, en una vivienda”, señaló a través de un comunicado de prensa.

Rossana López, vecina del lugar y amiga de la pareja, aseguró no haber escuchado alguna discusión desde la casa de Padilla Ramos, hasta que el menor de edad solicitó auxilio, pues su mamá se encontraba sin vida en la cocina de su domicilio.

Explicó que la antropóloga llegó a la vivienda en su camioneta acompañada de su hijo Emiliano, a quien ella llamaba su “general”; ahí ya los esperaba Juan, quien le solicitó al menor que esperara en el vehículo mientras él y su madre iban a comenzar un juego de reconocimiento.

“El niño estaba en el carro cuando escuchó un ruido y bajó, ahí vio que Juan ya había acuchillado a su mamá, lo encerró en el baño, de donde él tomó un rifle de postas para defenderse contra el yaqui y salir a pedirnos ayuda”, relató la vecina.

Tras el reporte, minutos después llegaron la Policía del poblado y elementos del servicio forense para levantar el cuerpo, mientras Juan era trasladado al Hospital General para recibir atención médica, pues se había infligido daños en el cuello y muñecas.

Así también, elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal llevaron a cabo el procesamiento de la escena a fin de integrar los datos de prueba y aplicar el castigo de ley.

Al lugar acudieron los familiares de la hoy occisa, sus dos hijas y compañeros del Instituto Nacional de Antropología e Historia quienes se encontraban consternados por lo sucedido.

Raquel Padilla Ramos era la principal investigadora de la etnia sonorense yaqui, y reconocida por sus investigaciones, su labor como por los derechos culturales, escritora y maestra.

Fue autora de libros como “Los Yaquis en la Víspera de la Repatriación”, “Los Irredentos Parias”, “Los Yaquis, Madero y Pino Suárez en las elecciones de Yucatán 1911” y “Los partes fragmentados. Narrativas de la guerra y la deportación yaquis”.

Incluso, minutos antes de su fallecimiento, Raquel tuiteó: “El pueblo de Bavispe, que había sido fundado como misión jesuita en 1645, fue severamente afectado por un terremoto en 1887, en el que murieron varias personas. El templo dedicado a San Miguel Arcángel quedó tan dañado que ya no se pudo recuperar. Era, sin duda, uno de los más hermosos de Sonora”, publicó la antropóloga con unas fotografías antiguas.

Esta tarde, el grupo de mujeres feministas del que formaba parte la historiadora organiza una marcha para exigir justicia.

Últimas noticias