Ventas de cempasúchil superaría los mil millones de pesos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Texcoco, Méx. La comercialización en manojos, ramos, docenas, gruesas y macetas de las más de 3 mil 500 hectáreas de flores de temporada como el cempasúchil, crisantemo, gladiola, terciopelo, rosa, nube y alhelí, entre otras, dejará una derrama económica de mil 111 millones de pesos.

El estado de México ocupa el primer lugar en la producción de flor a nivel nacional y en esta temporada, donde se recuerdan a los familiares fallecidos, municipios como Atlacomulco, Coatepec Harinas, Malinalco, Tenancingo, Tenango del Valle, Villa Guerrero, Zumpahuacán y Texcoco, tienen un papel importante en la producción.

La flor de cempasúchil es la tradicional flor de muertos, su color amarillo denota la fuerza de la luz del sol. En muchos lugares del país se acostumbra poner caminos de pétalos que sirven para guiar al difunto del campo santo a la ofrenda y visceversa.

La flor de cempasúchil es un elemento característico del Día de Muertos, que se celebra el 1 y 2 de noviembre, para decorar las ofrendas y los panteones. En octubre, la flor parte de los campos de Xochimilco para llegar a los mercados de la Ciudad de México.

 

 

Darío Zacarías Capuchino, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario mexiquense (Sedagro) aseguró que los apoyos para el sector florícola en la entidad son constantes, pues además de que el estado es el líder nacional en la producción de flor, es un sector productivo al que se dedican 8 mil 200 productores y genera 55 mil empleos directos y 164 mil indirectos.

“En esta temporada los campos de cempasúchil, crisantemo, gladiola, terciopelo, rosa, nube y alhelí, entre otras especies de temporada, inundan con sus colores naranjas y violetas los paisajes de la entidad e inclinan sus tallos para ser cortados, pues éstas indicarán el camino de vuelta a quienes ya fallecieron”, dijo.

El funcionario explicó que si bien la flor de cempasúchil es la más representativa, tradicional y culturalmente, de la temporada de Día de Muertos, es el crisantemo el que genera una derrama económica importante para el estado de México.

“El crisantemo es una flor grande, barata y hermosa que el público prefiere por sus colores blanco y violeta, es una flor que se consume todo el año y en esta temporada de muertos se estima que tan sólo la producción de crisantemo generará 555 millones de pesos, es decir, casi el 50 por ciento de lo calculado por toda la producción florícola de la temporada”, dijo.

Destacó que los productores mexiquenses ya tienen presencia en los puntos de venta de prácticamente todo el estado y entidades aledañas, como la Ciudad de México, donde mayormente se distribuyen las flores “que serán usadas para trazar los caminos que señalan a los fieles difuntos el punto de encuentro con sus gustos mundanos”.

 

Últimas noticias