Chile espera que AMLO se pronuncie sobre represión: Pérez Abarca

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Zacatecas, Zac. El pueblo de Chile espera que pronto, Andrés Manuel López Obrador se pronuncie sobre la actual crisis política y la represión militar violenta que enfrentan los chilenos, por manifestarse contra las políticas neoliberales y el régimen de Sebastián Piñera, pues el mandatario mexicano no puede renunciar al liderazgo político de izquierda, que encabeza en América Latina, así lo consideró Ricardo Pérez Abarca, coordinador de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES) y académico de la Universidad de Chile, de visita en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

“¿Cómo pronunciarse? Con un profundo rechazo a las violaciones de derechos humanos que actualmente estamos viviendo, y por otra parte, que empuje a los organismos internacionales a que cumplan con su rol, a la misma Michelle Bachelet, que es nuestra compañera, en teoría, que ella luchó contra la dictadura y hoy no la veo ¿Quién tiene cooptados a estos organismos? Esa es la pregunta”, agregó el académico, que dictó la conferencia “Zonas de sacrificio ambiental”, en la escuela de economía de la UAZ, a propósito del desastre ecológico y de salud, que las empresas neoliberales han dejado en su país.

En su diálogo con investigadores, maestros y estudiantes, Pérez Abarca sostuvo que hay unidad del pueblo chileno, en las protestas masivas, de los últimos días, “reprimidas por los militare en las calles, pero éstas manifestaciones no van a parar, porque hoy la renuncia del dictador Sebastián Piñera es un clamor popular, así como el fin de la constitución del país, que sigue vigente desde la época de Augusto Pinochet”.

En Chile, denunció el joven académico, hay 116 conflictos socio-ambientales graves, reconocidos, de los cuales el 33 por ciento son provocados por industrias del sector de generación de energía, y el 28 por ciento los produce el sector minero. La tercera parte de los problemas, se presentan en territorios indígenas.

La actual crisis política y social en Chile se produjo, señaló Pérez Abarca, por el anuncio al incremento de las tarifas del transporte público, pero esto “fue solo el detonante social”, porque los chilenos “han padecido múltiples golpes de la economía neoliberal, como la bursatilización del sistema de ahorro de los trabajadores y la educación universitaria prácticamente está proscrita”.

En este escenario, cuestionó el académico chileno, “Sebastián Piñera ha dado continuidad al modelo neoliberal, aprovechando que desde la época de Pinochet, se despolitizó a la sociedad chilena. Casi nadie opinaba públicamente de política, pero eso fue, hasta el pasado viernes. Hoy una de las consignas que hay en Chile, es ‘hasta que vivir se haga digno, si no, la muerte’”.

Asimismo lamentó Pérez Abarca, la sociedad chilena ve cómo “la Organización de Estados Americanos (OEA), es cómplice de Sebastián Piñera, el nuevo dictador de Chile.

“Por eso es necesario que se exprese el gobierno de México, nadie más lo ha hecho, salvo Venezuela se ha pronunciado, y por eso ha recibido por ello muchos ataques del imperialismo. Hay mucha desinformación al respecto, no con esto quiero defender a Nicolás Maduro, que ha hecho cosas erróneas, pero definitivamente creo que las democracias, y particularmente las de izquierda, están en un grave peligro”.

Ante este escenario de crisis, advirtió el docente de la Universidad de Chile, en su país está en proceso un nuevo golpe militar, cuyo trasfondo es proteger los intereses del modelo económico neoliberal, que en esa nación sudamericana se impuso, “por los Chicago Boys, desde el golpe a Salvador Allende, en 1973”. Porque además, ahí permanecen los intereses del imperio norteamericano:

“Chile está lleno de bases militares de Estados Unidos, lleno. En la región de la provincia de Quintero (donde se ha concentrado gran parte de la rebelión social), hay una base militar estadounidense, y esto de que nos pueden atacar en cualquier minuto, ya está sucediendo.

“Lo que viene de aquí en adelante, no lo sé. Yo creo que esto ya es una dictadura, porque Piñera establece un Estado de sitio, hay toque de queda. Hoy día llegada la noche, genera pánico, porque los militares se meten a las casas, sin ninguna orden judicial, a sacar gente, y a esas personas las torturan o las violan”.

La Universidad de Chile, informó, ya denunció esto a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, “pero la OEA sigue en silencio, y aquí la cosa es clara: el que guarda silencio es cómplice. Pero, nos gustaría que este gobierno (de Andrés Manuel López Obrador), no opte por el camino del silencio”.

Dirigiéndose a la comunidad universitaria de la escuela de economía de Zacatecas, Pérez Abarca apuntó: “Les agradezco esta posibilidad de poder compartir, lo que nuestro pueblo está viviendo, y hago el llamado a que estén atentos: no tan solo por el peligro de estas ‘social democracias’, que maquillan, y muy bien. Porque no se cambia el modelo de producción neoliberal.

“A nivel mundial, está claro, está comprobado, el cambio climático existe. Por más que se niegue. Tiene que haber un cambio global y sistémico, un cambio de conciencia, y como latinoamericanos también, ahora estamos viendo que nosotros, siempre hemos sido sacrificados, somos una zona de sacrificio para el neoliberalismo, de norte a sur”.

Últimas noticias