Gobierno federal fortalecerá el sector industrial: UNIDEM

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ecatepec, Méx. La Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) consideró que el Decálogo que lanzó el gobierno federal para impulsar a la industria da certeza al gremio, ya que las autoridades buscan el fortalecimiento del sector productivo del país.

Francisco Cuevas Dobarganes, dirigente de la agrupación, afirmó que las medidas anunciadas para impulsar el sector industrial son un gran paso, pues en años anteriores no había una política clara en ese sentido.

“Vemos con muy buenos ojos que el gobierno federal haga un decálogo enfocado a fortalecer el sector industrial, ya que en los años anteriores no había una política clara en ese sentido, el hecho que ahora haya estos 10 puntos, nos da la certeza de que este gobierno busca el fortalecimiento del sector productivo del país".

Recordó que La Secretaría de Economía anunció un decálogo que incluye promover una competencia económica que impulse el mercado interno, aprovechar la apertura comercial, impulsar la mejora regulatoria en los tres niveles de gobierno, generar un entorno de negocios amigable, alentar el crecimiento de las Pymes y el contenido nacional para la producción de bienes y servicios que demanda el gobierno y fomentar la digitalización del sector manufacturero al impulsar la industria 4.0.

Además de modernizar los procesos de producción, mejorar la infraestructura, propiciar la economía de la salud, aumentar el financiamiento de la banca de desarrollo a proyectos industriales e incentivar proyectos productivos en las regiones más rezagadas del país.

Cuevas Dobarganes detalló que aunque las medidas son simples y aún poco claras, pues no dicen cómo van a llegar a esos 10 puntos, muestran la buena intención de la federación para ir de la mano con los empresarios y en particular con la industria.

"De las propuestas que vemos más destacadas, es el hecho de que el gobierno federal busque que algunas de las compras se realicen a las PyMES, porque va en contra de la forma tradicional de hacer las cosas ya que siempre se les compraba a las mismas empresas, pero no será fácil que esto arranque porque las empresas chicas no tienen la capacidad instalada de vender al gobierno, de venderle a crédito y a precios competitivos”, refirió.

Reconoció que el gobierno federal otorgue herramientas para el financiamiento por parte de Nafin y Bancomext, y además se generen las condiciones para que las empresas puedan crecer sin tener el limitante del suministro de energía eléctrica o por las condiciones de infraestructura locales.

“De todas las propuestas, la que vemos más importante tiene que ver con la desregulación; en los últimos años varias de las dependencias federales han exagerado en la imposición y revisión de trámites que han hecho cada vez más compleja la operación, sobre todo de las empresas grandes que son de jurisdicción federal en materia de medio ambiente y seguridad industrial.

“Habíamos caído en esquemas de sobreregulación y el hecho de que algunas entidades como la SEMARNAT o la Secretaría del Trabajo ya no pidan tantos requisitos, que en su mayoría no mejoran las condiciones de trabajo o las emisiones contaminantes, puede ayudar a que fluya más la inversión”, concluyó.

Últimas noticias