Desplazados tras surgimiento del EZLN exigen pago de predios

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

San Cristóbal de Las Casas, Chis. Alrededor de 150 propietarios de tierras “recuperadas” por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1994, en los municipios de Ocosingo, Altamirano y Las Margaritas, marcharon este miércoles en Tuxtla Gutiérrez, para exigir el pago de sus predios que abarcan más de 40 mil hectáreas o que se generen las condiciones para su retorno.

“Somos desplazados desde 1994 cuando el EZLN le declaró la guerra al gobierno federal, y 25 años después no hemos recuperado nuestras tierras”, dijo Augusto García Alvarez, uno de los representantes los propietarios rurales afectados en la zona de conflicto.

“Demandamos que se haga valer la ley interna de desplazados, pues quedamos desamparados desde 1994; tuvimos que abandonar nuestras propiedades —441 ranchos o predios en total en los tres municipios— para salvar la vida”, agregó.

En entrevista, comentó que durante los primeros meses de 1994 firmaron diversos acuerdos con los gobiernos federal y estatal para el pago de una renta de 45 pesos por hectárea, pero sólo cumplieron seis meses.

Los manifestantes marcharon del oriente de la capital al parque central, donde colocaron un plantón frente palacio de gobierno, para que las administraciones federal y estatal atiendan sus peticiones, para lo cual demandaron la instalación de una mesa de trabajo.

García Alvarez subrayó que “tenemos la propiedad jurídica de nuestras tierras, pero no podemos ingresar porque el conflicto continúa”.

En un documento, los inconformes plantearon como principal opción de solución definitiva, el pago a cada pequeño propietario a un precio justo, tomando en cuenta que las tierras aún están ocupadas por simpatizantes del EZLN, lo que hace imposible su regreso.

Añadieron que “una vez que la propiedad esté a favor de la Nación o de la dependencia que se designe, se puede promover la vuelta a la gobernabilidad de los hoy invasores, a través de la oferta institucional, tanto federal como estatal, de la regularización de las tierras que ocupan, lo cual posicionaría positivamente al actual Gobierno Mexicano en el contexto internacional”.

Lo anterior “también haría posible que se promueva que esa gran zona del estado vuelva a ser productiva y generadora de desarrollo, sobre todo en vista del proyecto de la instalación del tren Maya del presidente” Andrés Manuel López Obrador, expresaron.

Últimas noticias