Se oponen pobladores a que opere una mina de cobre en Samalayuca

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Martes 17 de septiembre de 2019. Decenas de ciudadanos convocados por el Frente Ecosocial Paso del Norte interrumpieron el desfile del 209 aniversario de la Independencia de México en Ciudad Juárez, Chihuahua, y protestaron frente al alcalde, Armando Cabada Alvídrez, para expresar su rechazo a la instalación de la mina La Gloria, de la canadiense VVC Exploration Corporation, que pretende extraer cobre a cielo abierto en el poblado de Samalayuca, localizado a 32 kilómetros de Ciudad Juárez.

El frente, integrado por residentes y ejidatarios de Samalayuca y por una docena de organizaciones civiles y activistas, afirmó que el proyecto extractivo acabará con una zona arqueológica y con terrenos protegidos que tienen vegetación y fauna endémicas, además de que pondrá en riesgo la disponibilidad de agua en la región.

Al inicio del desfile cívico militar y al grito de: ¡No a la mina que contamina!, integrantes del Frente Ecosocial y habitantes de Samalayuca se manifestaron contra la explotación de La Gloria y demandaron a las autoridades de los tres niveles de gobierno analizar los permisos que solicita la empresa canadiense.

A todas las autoridades que aquí se encuentran les decimos que a 32 kilómetros de Ciudad Juárez nos quieren poner una mina a cielo abierto, la cual ha tenido inconsistencias legales y ambientales, pero no vamos a permitir (que se instale) por corrupción o por pactos impunes, advirtió Lydia Graco, vocera del frente, ante autoridades que encabezaron el acto cívico.

Continuó: Los megaproyectos extractivos se caracterizan por el despojo a las comunidades; no generan cadenas productivas ni dinamizan la economía de las regiones.

Agregó que la operación de la mina traerá problemas de salud, no sólo para trabajadores, sino también para los habitantes de la región, sobre todo por el uso de químicos utilizados en la explotación de óxido de cobre.

La veta se ubica en el ejido Ojo de la Casa y, de acuerdo con VVC Exploration Corporation, tomará de seis a nueve meses comenzar con la extracción de óxido de cobre.

Según el presidente seccional de Samalayuca, Javier Meléndez Cardona, la inversión estimada para la operación de la veta es de 4 mil millones de dólares, y la generación de empleos será de mil 200, entre directos e indirectos.

Sin embargo, pobladores de Samalayuca acusaron que Meléndez Cardona no se ha acercado a ellos para explicar la operación de la mina ni para dar detalles de las terribles consecuencias que un proyecto como éste dejaría.

Manifestaron que en esa zona hay contaminación por el tiradero de desechos nucleares contaminados con cobalto 60 desde hace más de 25 años, por la extracción de agua para una termoeléctrica privada y una cementera, la cual aparte de cortar los cerros, incinera llantas.

La mayor preocupación, expusieron, es la utilización y contaminación del agua del desierto de Samalayuca –la cual abastece a millón y medio de personas–, y para la extracción de cobre se necesitan por lo menos 60 mil litros por tonelada de metal producido.

En respuesta, el alcalde Armando Cabada dijo que no ha habido acercamiento de los dueños de la mina con el municipio para pedir un permiso de funcionamiento y éste no se otorgará si no se cumple con lo necesario en materia ambiental.

El frente aseguró que la empresa prometió hacer una preparatoria, una secundaria y una estancia infantil en el poblado, pero no somos ignorantes, sabemos nuestros derechos y vamos a defenderlos.

Últimas noticias