Ambientalistas piden revisar permisos a Minera Autlán en Hidalgo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Pachuca, Hgo. Griselda Bautista Paredes, representante legal del Movimiento Ambientalista de la Sierra Hidalguense (MASH) pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que sean revisados los dos certificados de la “Empresa Socialmente Responsable”, foliadas con los números ISO 9001 e ISO 14001, que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) entregó a favor de la Minera Autlán y que avalan su correcta operación.

El MASH se conformó con representantes de comunidades de Tamala, Acuimantla, Culxhuatlán, Tlaxinca, Chinconcuac, Tolango e Ixcatlán, de los municipios de Lolotla, Tepehuacán de Guerrero y Molango, que han sido afectadas por la presunta contaminación del Río Claro, generada por la empresa Minera Autlán, dedicada a la extracción de manganeso.

Griselda Baustista, junto con comisionados de las localidades que integran el MASH, aisistieron a una mesa de diálogo convocada por el gobierno estatal con representantes de la Minera Autlán para tratar de llegar a un acuerdo a las demandas de los afectados que mantienen desde el sábado un bloqueo permanente en los accesos a dicha empresa.


La representante legal de MASH explicó que los certificados de Empresa Socialmente Responsable fueron emitidos antes de la presente administración federal por lo que pidió que, no sólo los entregados a la Minera Autlán, sino a otras empresas metalúrgicas “sean revisados uno por uno ya que hay sospechas de que no están justificados”.

Dijo que en el caso de la Minera Autlán no es posible que se hubieran entregado este tipo de certificados a favor de una compañía que prácticamente acabó con los peces y contaminó el agua del Río Claro, lo que ha provocado estragos en los pobladores.

Como evidencias de que el Río Claro está contaminado con un polvo grisáceo denominado “pizarra”, los representantes de las localidades afectadas llevaron a la reunión botellas y frascos con muestras del agua del embalse la cual es oscura a causa de sustancias suspendidas en el líquido .

Los pobladores exigen que la minera instale plantas de tratamiento del agua y otras acciones para eliminar la contaminación del río.

Relataron que para asearse, beber y lavar la ropa se ven obligados a caminar varios kilómetros con botes y cubetas a cuestas para hacerse de un poco de agua proveniente de manantiales, los cuales en esta época del año comienzan a presentar escasez del vital líquido.

“No es posible que la Profepa haya emitido los certificados sin tomar en cuenta la terrible contaminación que está provocando en el río. Por eso exigimos que las nuevas autoridades que están en la Profepa los revisen y si encuentran alguna anomalía procedan a revocarlos. También que procedan a hacer un análisis de las personas que trabajan en las delegaciones “, agregó Griselda Bautista.

Finalmente, advirtió que el bloqueo de los accesos a la mina seguirán de forma indefinida hasta que se logre una solución justa al problema de la contaminación y de los transportistas de la región que piden contratos para acarreo de mineral a la empresa minera.  Puntualizó que el movimiento de protesta no es en contra del gobierno estatal “el cual en aras de lograr un acuerdo fue el que convocó a la reunión”.

Según los delegados que integran el MASH el Río Claro nace en la laguna de Atezca, ubicada en el municipio de Molango y atraviesa por las localidades de Zacuala, Tlazinca, Izcatlán, Culxhuatlán, Tamala, San Simón , Acuimantla y otras más de los municipios de Molango, Tepehuacán de Guerrero y Lolotla.

Últimas noticias