Protestan maestros y trabajadores de la UAZ

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Zacatecas, Zac. Este martes tuvieron lugar dos protestas, de maestros y de trabajadores administrativos, al interior de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), que paralizaron algunos centros educativos y dejaron a centenares de estudiantes sin clases.

Desde temprano, decenas de maestros pertenecientes al Sindicato de Personal Académico (SPAUAZ), comenzaron un paro de labores de 12 horas, en seis escuelas de preparatoria: planteles I, I-B, II, IV, VIII y XII, así como en la unidad académica de postgrado en Ciencias Políticas. En estos centros educativos universitarios, los maestros tienen reclamos específicos contra la administración central de rectoría, que encabeza Antonio Guzmán Fernández.

De acuerdo con los docentes inconformes, desde principios de este año, la rectoría ha incurrido en diversas irregularidades: “la negativa a reconocer la existencia de plazas vacantes definitivas por defunción, jubilación y retiro y la negativa a reconocer plazas vacantes definitivas de nueva creación”.

Según lo plantearon los maestros inconformes -a través de un comunicado de prensa distribuido a los medios de comunicación-, la rectoría además “impide dar cumplimiento a la emisión de convocatorias para realizar exámenes por oposición, para obtener seguridad en el empleo con las basificaciones. Y peor aún, se pacta con la Secretaría de Educación Pública federal, su desaparición (de las bases - vacantes), lo que condena a la precarización e incertidumbre laboral”.

“Hasta ahora después de meses y en algunos casos años, seguimos recibiendo por respuesta desprecio, evasivas, engaños, promesas incumplidas y hostigamiento laboral en no pocos casos”.

Pero ante este escenario, plantean los maestros inconformes, “los trabajadores académicos que no estamos dispuestos a ser derrotados sin intentar hacer algo, que no queremos rendirnos ‘así nomás’, anunciamos que realizaremos en el futuro cercano más acciones de lucha sindical encaminadas a defender nuestro empleo, salario, prestaciones, contratación colectiva, seguridad social y también para reorganizar a nuestro sindicato, para que sea un auténtico instrumento de lucha al servicio del trabajador y no del patrón”.

Otra queja contra la rectoría, tiene que ver con el hecho de que la actual administración universitaria no ha solucionado el adeudo histórico con el ISSSTE, “lo que es perjudicial para los trabajadores académicos ya sea que estén en el régimen de cuentas individuales o en el régimen del Décimo Transitorio de la Ley del ISSSTE vigente”.

“No sólo es que no estén abiertas las cuentas individuales, sino que se despoja al de por sí exiguo ahorro para el retiro y se impide la capitalización que señala la ley en perjuicio del trabajador. Se violentan sistemáticamente los procedimientos y plazos para la asignación de la carga de trabajo de cada semestre. Con lo que se violan derechos laborales y se utilizan para controlar, mediatizar e intimidar a docentes por las diversas autoridades universitarias involucradas”.

Por otra parte, este mismo miércoles, un grupo de integrantes del Sindicato de Trabajadores Administrativos (STUAZ), realizaron una manifestación con pancartas en el foyer del teatro “Fernando Calderón”, donde se realizó una asamblea extraordinaria en la que se decidió la “expulsión” del sindicato de Patricia Carrillo Aparicio, quien fue contendiente por la secretaría general de dicha organización hace dos meses, y quien tras perder la contienda, impugnó los resultados.

Los inconformes, en respaldo a Patricia Carrillo Aparicio, denunciaron como presunto responsable del “acto autoritario”, a Rafael Rodríguez Espino, ex dirigente del STUAZ, a quien se acusa de controlar a esta organización sindical, desde hace más de tres lustros.

Últimas noticias