Gasolineras que no discriminen podrán reabrir: Profeco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
 
Las nueve gasolineras de Nuevo Laredo, Tamaulipas, clausuradas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por negarse a vender combustible a fuerzas de seguridad,  podrán reabrir en una, dos o tres semanas si pagan la multa correspondiente y se comprometen a no ejercer prácticas de discriminación.
 
También pueden permanecer cerradas permanentemente si no les interesa resolver el procedimiento que la dependencia inició en su contra.
 
Todo depende de las mismas  gasolineras,  aseveró Ricardo Shieffeld, titular de la Profeco, entrevistado  tras inaugurar el foro "Empoderando al consumidor en la contratación de servicios de telecomunicaciones, a la luz de la NOM-184-SCFI-2018”.
 
La Profeco precisó que 54 de las  66 gasolineras que existen en Nuevo Laredo operan y abastecen combustible con toda normalidad, por lo que exhortó  a los consumidores a no incurrir en compras de pánico. Aclaró que no tiene previsto realizar más operativos en el estado de Tamaulipas.
 
"¿Dónde está la denuncia penal?"
 
"Si (las gasolineras) están argumentando amenazas del crimen organizado ¿dónde está  la denuncia penal? Si la presentaron en tiempo y forma ante la Fiscalía  General de la República  y la procuraduría de Tamaulipas  abría  que analizarse,  pero de las 9 que clausuramos no hay tal denuncia", dijo el funcionario.
 
En términos de  la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) esas estaciones violaron el artículo 58 al incurrir en prácticas de discriminación  por negarse a vender gasolina a fuerzas de seguridad. La queja ante la Profeco la interpuso el gobierno de Tamaulipas.
 
Los encargados de una de las gasolinerías argumentó que no les vendían por no tener contrato o convenio con ellas, refirió el procurador.
 
"¿Y?¿Eso qué tiene que ver? Si es una gasolinera puedes pagar en efectivo o con tarjeta,  seas policía,  doctor, abogado, albañil,  carpintero o lo que sea. Tienes derecho a que te vendan el producto al precio que se ostenta", puntualizó.
 
Cierre permanente
 
Las gasolineras pueden reabrir en unas semanas si con relativa prontitud subsanan la falla,  pagan la multa y se comprometen  a hacer sus ventas sin discriminar.
 
"Si no les interesa, pueden quedar cerradas permanentemente", dijo, igual que 3 gasolineras que la Profeco encontró así en el operativo en Nuevo Laredo y dos de las cuales parecían abandonadas desde hace meses porque ya había crecido la hierba, aunque el gobierno estatal las incluyó en su queja.
 
Sheffield no precisó el monto de la multa que impone la Profeco para casos de discriminación al sostener que depende de si se logra una conciliación entre cada gasolinería con el gobierno estatal, pero advirtió que "si se vuelven a portar mal, se vuelven a multar".  
 

Últimas noticias