Gobernador de Zacatecas se une a obispo para denostar matrimonio gay

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Zacatecas, Zac. El obispo católico Sigifredo Noriega Barceló y el gobernador Alejandro Tello Cristerna, han emprendido una campaña de descalificación contra diputados del congreso de Zacatecas que están a favor de los matrimonios igualitarios, incitado a la feligresía y ciudadanos en general, a enviar múltiples amenazas e intimidaciones contra algunos de los legisladores que respaldan la iniciativa que salvaguarda ese derecho humano.

Denunciaron lo anterior en conferencia de prensa los diputados José Juan Mendoza Maldonado, Mónica Borrego Estrada, Ma. Navidad Rayas Ochoa y Héctor Adrián Menchaca Medrano, del PRD el primero y de Morena los otros tres, quienes anunciaron que han solicitado a la mesa directiva del congreso del estado, se cite a un periodo extraordinario de sesiones, la próxima semana, para que se lea el dictamen respectivo y sea sometido a discusión y aprobación.

Otro legislador, Javier Calzada Vázquez, del Partido Encuentro Social, también se pronunció en conferencia de prensa aparte, a favor de los matrimonios igualitarios, y se deslindó de la dirigencia del PES así como de la ex diputada Iris Aguirre de ese partido, quien la semana pasada encabezó una manifestación en la legislatura local, para bloquear el dictamen que aprobaría esas uniones: “no tengo porque asumir un golpe de una fracción que tiene un pensamiento en el PES, con el que no me identificó”.

Por su parte el diputado José Juan Mendoza Maldonado fue enfático al señalar al obispo Sigifredo Noriega Barceló, así como a funcionarios gubernamentales y a la señora Cristina Rodríguez Pacheco, esposa del gobernador de Zacatecas, como los responsables directos de una oleada de ataques a diputados que están a favor de aprobar los matrimonios igualitarios en la entidad.

La semana pasada denunció este domingo el diputado Mendoza Maldonado: “recibimos alrededor de 700 mensajes (de whatsapp), más de 400 llamadas de acoso y hostigamiento en redes sociales, y acoso también en nuestros correos electrónicos, eso no debe pasar en una sociedad donde la tolerancia debe ser parte fundamental de la convivencia pública”.

En este contexto señaló “hoy vale la pena preguntarnos ¿Puede un jerarca eclesiástico desatar a sus feligreses ferozmente o incitar desde el púlpito para que una norma jurídica se detenga? ¿Puede una esposa de gobernador, cargada de atavismos, telarañas y prejuicios, detener y frenar la aprobación de una reforma legislativa? Desde luego que no”.

De hecho, se denunció también, meses atrás la diputada Mónica Borrego Estrada, recibió amenazas directas de la propia ex legisladora Iris Aguirre, quien vía telefónica le habría advertido que “‘si apruebas los matrimonios igualitarios vas a trasgredir la ley de Dios, la gente se está organizando y sobre aviso no hay engaño’”.

Por su parte la diputada Mónica Borrego Estrada –hermana del ex gobernador Genaro Borrego Estrada-, respaldó la acusación contra el obispo Sigifredo Noriega Barceló y contra Alejandro Tello Cristerna, quienes dijo, de distintas formas realizan acciones de intromisión en el poder legislativo de Zacatecas, promoviendo “argumentos de moralidad, de religiosidad, de costumbres, que dentro del trabajo legislativo no son válidos legalmente”.

Asimismo acusó, el gobernador de Zacatecas se pronunció públicamente contra los matrimonios igualitarios, al declarar públicamente la semana pasada, que “él cree en las familias tradicionales, pero a nadie le interesa su opinión como persona, porque él es el gobernador Constitucional del estado, representa a las instituciones y debe garantizar la preservación y salvaguarda de los derechos humanos y de todas las garantías individuales, las 24 horas del día los 365 días del año”.

De Alejandro Tello Cristerna, “su opinión personal, puede expresarla al interior de su casa, con su familia, en privado. Pero no en público. Como mandatario, debe sujetarse a hacer valer los derechos de todos los ciudadanos por igual”.

Por su parte el diputado Héctor Adrián Menchaca Medrano, informó que en la asamblea legislativa del cierre del periodo ordinario de actividades –realizada este domingo-, leería un exhorto a la doctora María de la Luz Domínguez Campos, titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas, quien ha rehuido a pronunciarse a favor de salvaguardar los derechos humanos en la entidad, entre los que están los matrimonios igualitarios.

A la titular de la CDHEZ, dijo el legislador de Morena, quien hace dos semanas fue ratificada por el congreso del estado para repetir en ese cargo durante cuatro años, “la vemos omisa y ajena a tantos problemas de Zacatecas”.

Finalmente el debate y polémica sobre los matrimonios igualitarios se extendió a otras instituciones y organismos gubernamentales, cuando los días jueves y viernes, Ulises Mejía Haro, presidente municipal de Zacatecas por Morena, personalmente encabezó la pinta de “cebras” peatonales en distintas calles y avenidas de esta ciudad, con los colores de la bandera con la que se encabeza la comunidad lésbico gay.

Sin embargo en un par de horas, trabajadores de la Policías de Seguridad Vial, adscritos a la Secretaría General del Gobierno de Zacatecas, acudieron en camionetas con cubetas de pintura blanca a repintar dichas “cebras”, con el tradicional color blanco, con el argumento de que se estaba trasgrediendo el reglamento de tránsito. Eso ocurrió en distintas avenidas de la capital zacatecana.

Últimas noticias