Trabajadores de Salud del Edomex protestan por despidos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Odontólogos, psicólogos y nutriólogos que pertenecían al Instituto de Salud del Estado de México se apostaron desde las 05:00 horas en Palacio Nacional para buscar un encuentro con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sin embargo sus ilusiones se desvanecieron al no ser recibidos y ni siquiera los saludó cuando salió de sus oficinas.

José Luis Hernández Juárez, de profesión odontólogo, denunció que desde hace cuatro semanas fueron despedidos a través de avisos por medio de WhatsApp y ningún funcionario del Estado de México y del gobierno federal les ha querido dar una explicación de “por qué fuimos corridos".

Ahí están nuestros informes de productividad, que los vean y los analicen, nadie nos manipula, somos trabajadores productivos y queremos el bienestar de la salud de millones de mexicanos”, señaló.

En entrevista comentó que no hay respuesta de la Dirección de Atención Ciudadana, que encabeza Leticia Ramírez Amaya, "quien sólo nos da largas a nuestro problema y nos envía con equis funcionario, quien supuestamente va a resolver nuestra situación, pero no pasa nada y seguimos en la calle”.

Afirmó que el presidente de la República ha dicho que no hay despedidos, y eso es mentira. “que le informen bien sus funcionarios”, aseveró.

Los médicos que fueron despedidos, a decir de ellos de manera injustificada, son casi mil del Estado de México, entre ellos odontólogos, ortopedistas, nutriólogos, psicólogos y trabajadoras sociales.

Indicó que sólo fueron recontratados algunos médicos y enfermeras, "pero la mayoría seguimos en la calle y nadie quiere atender nuestra situación y no tenemos respuesta de ningún funcionario".

El especialista estableció que es necesario que el presidente de la República se entere de lo que está pasando en el país, sobre todo en el sector salud, pues la mayoría son personas profesionistas y con una especialidad.

Hernández Juárez comentó que también son padres de familia y “no es justo que se nos despida de esta manera”.

Los doctores al ver que se abría una de las puertas de Palacio Nacional, a unos metros de la calle de Corregidora, se movieron rápido para buscar un acercamiento con el Ejecutivo federal; sin embargo, éste ni los miró, ya iba a bordo de su automóvil color blanco.

Últimas noticias