Desparecen a Gonzalo Molina, vocero de la CRAC-PC de Tixtla

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Chilpancingo. Gonzalo Molina González, promotor y vocero promotor y vocero de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) de Tixtla, y tres de sus familiares se encuentran desaparecidos desde las 22:00 horas del martes, cuando viajaban en un taxi de la Ciudad de México, denunciaron ayer sus compañeros y su esposa.

El Comité por la Libertad de los Presos Políticos del Estado de Guerrero explicó que el ex preso político Molina González -liberado el pasado 28 de febrero del penal de Chilpancingo, donde estuvo más de cinco años acusado falsamente de privación de la libertad, robo y terrorismo- comenzó a recibir amenazas de la delincuencia organizada.

Por ello se trasladó a la Ciudad de México, bajo su propio riesgo, para exigir medidas de protección para su integridad física y la de sus familiares ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Subsecretaria de Derechos Humanos Población y Migración de la Secretaría de Gobernación. Pero aunque se le otorgaron las autoridades no concretaron las medidas para la protección de Gonzalo Molina y de su familia.

Este lunes, tras participar en un conversatorio en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, a Gonzalo lo intentaron secuestrar en las propias instalaciones de esa casa de estudios. El martes 26 de marzo durante una marcha recibió amenazas de Yazmín, la Norteña, una militar integrante del grupo delictivo Los Viagras, que opera en Tierra Colorada y el Ocotito. Posteriormente, se detectaron dos individuos tomándole fotografías: durante la marcha a él y el domicilio donde habrían de pernoctar.

Compañeros de Molina González decidieron trasladarlo a él y a sus acompañantes a otro lugar con menor riesgo donde tendrían acompañamiento. Se decidió contratar los servicios de un taxi y monitorear el avance del vehículo. Asimismo se le hicieron dos llamadas sin problema.

A cinco cuadras del punto solicitado, la aplicación de taxis dio por terminado el viaje. Era alrededor de las 22:00 horas cerca de Martín Carrera. Hasta las 00:00 horas compañeros de la brigada Paz Marabunta recorrieron la zona sin encontrarlos. Desde entonces no se sabe nada de ellos y sus celulares están apagados.

Ausencia Honorato, esposa de Molina González, confirmó que desde el martes no tiene comunicación con su esposo y sus tres acompañantes: “Hasta ahorita (las 21 horas del miércoles), nadie me ha llamado”, dijo.

En el comunicado se exigió “al gobierno federal, a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al subsecretario para la promoción y defensa de los Derechos Humanos, Alejandro Encinas, y al titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, la localización y presentación con vida de los compañeros. Los responsabilizamos por cualquier afectación a su integridad física y sicológica, toda vez que fallaron en el otorgamiento efectivo de las medidas cautelares que ofrecieron”.

Últimas noticias