En Edomex, se enfrentan militares y presuntos huachicoleros

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Otumba, Mex. Pobladores de la comunidad de Cuautlacingo enfrentaron a golpes y de manera verbal a militares que descubrieron cuatro tomas clandestinas en el paraje de Xalpa, en esta población que estaban conectadas a un ducto de Pemex y de donde extraían el combustible de manera ilegal.

El comisionado de la Policía Federal Arturo Jiménez Martínez, señaló que un grupo muy numeroso de pobladores, a bordo de diversos vehículos, trató de hacer un acto de rebeldía como si quisieran adjudicarse como dueños de las tomas y el robo de combustible por lo que las fuerzas castrenses aguantaron las agresiones, y al lugar fueron desplazados más de 200 elementos— entre soldados, de la marina y federales—, para resguardar el orden y evitar que la situación pasara a mayores.

El percance se originó al filo de las 10:00 horas, tiempo local, de este viernes, cuando un grupo de elementos del ejército patrullaban la zona de los ejidos de Cuautlacingo, y justo a un costado del pozo de Xalpa, casi sobre las vías del ferrocarril detectaron una toma clandestina en el ducto por lo que procedieron a asegurarla.

Observaron que la tierra estaba húmeda, lo que indicaba que recientemente había sido ordeñada.

Al momento de resguardar la toma un grupo de pobladores a bordo de varias camionetas se presentó al lugar y enfrentó a los militares a golpes y de manera verbal, por lo que inmediatamente se dio la voz de alerta a las fuerzas federales a fin de que acudieran en apoyo.

Jiménez Martínez manifestó que fueron movilizados a la zona más de 200 elementos además de dos helicópteros tipo Black Hawk para contener el enfrentamiento. “Fue un grupo que acudió y manifestó rebeldía y resistencia a obedecer las indicaciones de la autoridad; no pasó a mayores, pero sí nos preocupa que un grupo no identificado de pronto se manifieste exigente de adueñarse de una toma clandestina.

“Vamos a mantener la seguridad perimetral en el área a efecto que esta practica se erradique porque además de ser algo ilegal, es riesgoso, como ya tuvimos la amarga experiencia de la explosión en Hidalgo, y de ahí la preocupación de las autoridades de acudir de inmediato y restablecer la seguridad”.

Destacó que tras el aseguramiento de la primera toma, las fuerzas federales, acompañadas por elementos de seguridad de Pemex, realizaron un recorrido por los ejidos en donde detectaron tres tomas más en la zona.


Apuntó que permanecerán en la zona hasta en tanto no se eliminen y retiren las cuatro tomas y se garantice la seguridad en el área para evitar algún riesgo. Además sostuvo que no hubo personas detenidas ni lesionados durante la agresión.

La comunidad de Cuautlacingo, en este municipio, se ha caracterizado por ser uno de los poblados que más reportes de tomas clandestinas se han hecho en los últimos 15 meses; incluso en septiembre pasado varios elementos del ejército fueron retenidos por la población para evitar que cancelaran las tomas.

Últimas noticias