Grupo México utilizó fideicomiso; provocó el mayor ecocidio del país

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ures, Son. Germán Larrea Mota Velazco, dueño de Grupo México, utilizó el Fideicomiso Río Sonora para enriquecer a sus familiares más cercanos, destinando más de 184 millones de pesos a la compra de tres mil tinacos con sobreprecio con la empresa ‘Rotoplas’, propiedad de Carlos Rojas Mota Velasco.

Los Comités de Cuenca del Río Sonora, asesorados por PODER (Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e investigación), detallaron el gasto del fideicomiso que priorizó la compra de tinacos en lugar de la salud de los afectados por el derrame provocado por esa empresa. De esa manera, enriqueció a la empresa del primo hermano de Germán Larrea y a dos asociaciones civiles: la de ingenieros de Sonora y la del Colegio de Ingenieros Ambientales de México, fundada por el funcionario federal, Rodolfo Lacy Tamayo, quien obtuvo 28 millones 614 mil pesos.

Más de un centenar de afectados se reunieron en las afueras de lo que debía ser la Unidad de Vigilancia Ecológica y Ambiental (UVEAS) para exigir al consorcio minero Grupo México , que luego de cuatro años de impunidad se haga responsable de los daños ocasionados por el ecocidio más grande en la historia del País.

Con rabia, enojo y frustración, los habitantes de Arizpe, Banámichi, Huépac, Aconchi, San Felipe, Baviácora, Ures y Hermosillo expusieron su inconformidad con el gobierno de Enrique Peña Nieto, que luego del derrame aprovecharon para enriquecerse.

Últimas noticias