Frayba pide seguridad para familias de tzotziles desplazados

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

San Cristóbal de Las Casas, Chis. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), informó que 90 familias de la comunidad de Koko’, municipio de Aldama, se desplazaron el pasado 24 de marzo, “por el actuar violento de un grupo armado proveniente de Manuel Utrilla, Chenalhó”.

En un comunicado agregó que las familias tzotziles “se encuentran dispersas en la montaña, sin condiciones de seguridad ni de asistencia humanitaria que garanticen sus derechos como pueblos indígenas en desplazamiento”.

Dijo que “adicionalmente, familias Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN) de comunidades de Aldama y del ejido Manuel Utrilla, se encuentran también en grave riesgo de desplazamiento forzado y de amenazas a su vida, integridad y seguridad por el mismo grupo armado que el pasado 20 de marzo provocó el desplazamiento de 145 familias de Tabak, Aldama”.

El organismo que preside el obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, señaló que “estos hechos son la continuidad de la violencia en la región con la crisis humanitaria por el desplazamiento forzado de cinco mil 23 personas en Chalchihuitán y de siete familias de Aldama desde mayo de 2016”.

Asimismo pidió que “se garantice la vida, la integridad y seguridad personal de las bases de apoyo zapatista y de la población en general de las comunidades de Tabak, Koko’, Cotsilnam, Stselej Potop, Xchuch Te, Puente y de la cabecera municipal de Aldama, además de las bases del EZLN de Manuel Utrilla”.

Exigió al Estado Mexicano que atienda “de manera urgente e integral la situación de desplazamiento de las 145 familias de Tabak y de 90 de Koko’, aplicando de manera inmediata los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos de las Naciones Unidas, además de realizar acciones de prevención con el fin de evitar que otras comunidades se desplacen de manera forzada debido a las agresiones armadas en la región”.

El Frayba demandó también “un alto al fuego y realizar una estrategia efectiva de desarticulación, desarme, detención y sanción a los grupos civiles armados que operan la región, así como una investigación a fondo a las autoridades responsables de su organización y actuación”.


Últimas noticias