Comunidades exigen intervenir por contaminación del lago de Chapala

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Guadalajara, Jal. Representantes de comunidades afectadas por la contaminación sobre todo en el lago de Chapala o por proyectos hídricos en Jalisco, exigieron a los diputados de la comisión especial para la Gestión Integral del Agua con quienes se reunieron en un foro, intervenir para detener la grave problemática que sobre todo causa estragos en la salud pública.

Enrique Lira Coronado, uno de los activistas que en los años recientes se ha destacado por la denuncia y defensa de pobladores de la ribera de Chapala, en especial en el municipio de Poncitlán donde diversos estudios han encontrado una altísima incidencia de enfermedad renal entre los pobladores más marginados, urgió con lágrimas en los ojos a que los legisladores intervengan en lo que llamó emergencia sanitaria.

“La ribera de Chapala fue un paraíso hasta el año 1970, antes que la contaminación hiciera mella. El progreso río (Lerma) arriba disminuyó la calidad de vida río abajo, de manera que hoy ni los mismos pobladores de la ribera quieren comer peces de Chapala tras conocerse los estudios que demuestran la existencia de metales pesados, incluyendo mercurio”, denunció.

Reiteró el caso más dramático, el de Agua Caliente, en Poncitlán, donde la gente “se está muriendo de la pobreza y la injusticia, no de la enfermedad”, pues a pesar de múltiples promesas de los gobiernos federal, estatal y municipal siguen sin servicios públicos como drenaje y atención médica cercana.

“Y todavía (las autoridades) dicen que es inexplicable por qué los pobladores están enfermando de los riñones. Ustedes deberían ir, acompañarnos, para que vean en directo lo que ocurre”, agregó.

Recordó que estudios oficiales del sistema de aguas para la zona metropolitana han determinado que a Guadalajara le llega agua con concentraciones de aluminio “hasta 10 mil veces por arriba de la norma”.

Francisco de los Santos, miembro de la comunidad indígena coca de Mezcala y quien donó uno de sus riñones a un enfermo, dijo que este tipo de foros son importantes pero al igual que otras autoridades los legisladores siguen mostrando su escaso interés pues, por ejemplo, “no se vale que vengamos nosotros a gastar dinero cuando no tenemos”.

“Ustedes están esperando aquí los reportes pero no van a ver. Vayan, no hay agua limpia ni para bañarse, queremos que nos ayuden a todos los enfermos renales con una credencial de descuento, porque para venir a Guadalajara tenemos que pagar transporte, a veces no comemos y no tenemos donde dormir”, dijo.

Otros lugareños explicaron que en la laguna de Cajititlán, cercana a Chapala pero dentro del municipio de Tlajomulco, además de las constantes muertes de miles de peces, ya ningún pescador puede obtener el pescado blanco característico de ese cuerpo de agua.

Además organismos como el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario o el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, pugnaron además para que el agua del río Verde en la región Altos de Jalisco no sea represada en El Zapotillo y luego trasvasada por un acueducto a León, Guanajuato, ante la gravedad de la escasez del vital líquido para el estado.

Los legisladores recibieron la documentación y se comprometieron a realizar un minucioso estudio de todas las denuncias para generar las políticas públicas que, de entrada, detengan los daños a la salud entre la población más vulnerable.

Últimas noticias