“Monólogos de la vagina” ha sembrado en las mujeres amor y respeto

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Este año la puesta en escena Monólogos de la vagina cumple dos décadas de presentarse en México. Durante ese tiempo más de 120 mujeres entre actrices, conductoras y otras profesionistas han participado en una obra que muchas de ellas consideran vigente y necesaria.

Para celebrar su aniversario, la obra iniciará una temporada especial junto a varias de las mujeres que han actuado en ella. Desde el 28 de noviembre y hasta el 3 de enero, las funciones contarán con un elenco distinto.

El director de la obra, Jaime Matarredona, celebró que se trata de un texto que cada intérprete ha podido hacer propio desde sus experiencias. Para la actriz Ana Karina Guevara, una de las mujeres que ha participado en la puesta en escena, Monólogos de la vagina ha representado una manera en que la mujer se puede validar, verse a sí misma, dar foco a su placer con el otro y frente a sí misma.

Guevara también recordó que la obra, que se ha presentado en diversas ocasiones fuera de las fronteras de la Ciudad de México, llegó a ser censurada incluso desde el título, intercambiando la palabra ‘vagina’ por una ‘v’.

Para otras, como la actriz y conductora Pilar Boliver, toca un tema fundamental, que es la vagina, y considera que ha sido una pieza que ha incidido no sólo en el teatro mexicano, sino también en la sociedad.

La primera actriz Lilia Aragón sostuvo que más allá del carácter escandaloso de la obra, se trata de una historia con mucha profundidad, en la cual se habla de violación, así como de falta de derechos de las mujeres, de cosificación y discriminación.

Señaló que en una época como la actual, en que palabras como sororidad y demandas como la paridad de género son cada vez más discutidas, la obra vuelve activistas a las participantes. “Hemos sembrado en las mujeres el amor y el respeto hacia ellas, y no hay nada más conmovedor…”

Monólogos de la vagina también ha contribuido a que algunas de las actrices superaren retos profesionales, como es el caso de Violeta Isfel, quien también agradeció su participación porque, además de en su carrera, le ha ayudado a romper brechas de comunicación entre mujeres y hombres, y ha hecho que sea más fácil hablar de temas que pueden ser tabú.

En dos décadas, la obra escrita por la estadunidense Eve Ensler ha contribuido a reunir a mujeres de distintas generaciones y ámbitos.

La actriz Dalilah Polanco agradeció que Monólogos de la vagina le diera la oportunidad de convivir profesionalmente en ese entorno.

Otras mujeres que han representado a alguna de las tres protagonistas de la obra son Maxine Woodside, Raquel Garza, Diana Lein y Janett Arceo.

Quien decidió montar por primera vez Monólogos de la vagina en México fue el productor de teatro Morris Gilbert. Lo hizo para reivindicar a su hermana, quien murió de cáncer a los 28 años. El empresario sabía que su familiar era víctima de una relación machista, al ver la obra vio también esa experiencia, y sentí que era una forma de reivindicar su vida y su historia, y de dar voz a lo que ella ya no podía decir. Agradeció a las actrices por haber sido la voz de su hermana.

Monólogos de la vagina se presenta los sábados y domingos en el Centro Cultural San Ángel de la Ciudad de México. Los horarios y boletos se pueden adquirir en la página ticketmaster.com.mx

Últimas noticias