“'Amores perros’ impactó a quienes trabajamos en ella”: G. Iñárritu

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Amores perros “me cambió la vida: hubo un antes y un después”, expresó Alejandro González Iñárritu ayer antes de inaugurar la edición 18 del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), que este año se realiza de forma híbrida.

De hecho, a todos los que participaron en la cinta, “de alguna forma, nos impactó y afectó a nivel personal, profesional, espiritual e intelectual”.

El cineasta regresó al encuentro luego de seis años con la versión restaurada y remasterizada de Amores perros, que celebra dos décadas. “Ahora se podrá ver como hace 20 años, pero con una mezcla poderosa, que retrata una época y su contexto”.

González Iñárritu destacó: “Quiero agradecer a Alejandro Soberón por su fe en esta cinta, que financió desde un inicio. Fue la primera película de un joven cineasta, en ese entonces yo, junto con Guillermo Arriaga, quien escribió el guión; estuvimos juntos, con una serie de locos, reunidos como familia. Alejandro creyó, aportó su confianza y arriesgó. Siempre te lo voy a agradecer”.

Durante una alegre charla con actores y creativos que participaron en el rodaje, enfatizó: “Es un película de todos; me siento privilegiado de contar con su trabajo para hacer esta primera cinta, que, repito, nos mantiene unidos hoy y me llena de orgullo”.

Es relevante también que “esta cinta sea la que inaugura esta edición del festival en medio de una pandemia. Haber recibido 700 películas de México, demuestra la fuerza de lo que tienen que decir los jóvenes, así como el valor de Daniela Michel para llevar a cabo el encuentro y no claudicar en estas circunstancias. Con poco apoyo de los gobiernos y la reducción de los apoyos, se necesita fuerza, fe en la cultura y en la juventud”.

El cineasta comentó que asistió a Morelia para presentar anoche “físicamente” Amores perros, cinta que fue “restaurada, remezclada con Martín Hernández y Rodrigo Prieto, con quienes tuve la fortuna de revivirla cuadro por cuadro”.

Durante la amena charla con su antiguo equipo, González Iñárritu bromeó y pidió que contaran anécdotas sobre la filmación.

Época de a puro pulmón

“Celebro esta reunión de gente extraordinaria y de un gran equipo que se reunió alrededor de Amores perros. Cuando fundamos Altavista y nos pusimos a producir, se apareció esta cinta, pero cuando no existía el estímulo fiscal ni incentivos, era época de a puro pulmón”.

En la transmisión, Gael García Bernal expresó que fue “un buen momento”. El actor, quien se dijo “impresentable” para mostrar su cara en el Zoom, debido a que estaba en filmación, aseguró que estaba “en espíritu y recordando tantas anécdotas”.

González Iñárritu le dijo a García Bernal, “cuéntanos algo, porque entras como locutor de radio”. El actor respondió: “Justo eso sentí la primera vez que hablamos tú y yo acerca de esta película. De repente descuelgo el teléfono en Londres, donde vivía, y era la voz del Negro, que me hablaba de la película. Contesté como cuando a uno lo despiertan: ‘sí, sí, claro, mándamelo (el libreto)’. Era una época en la que no entendía qué pasaba, además, no había leído un guión de largometraje, incluso éste, tenía otro nombre”.

Entonces, prosiguió el actor, “llegó Amores perroscon esa potencia y todo mundo supo sobre un rinconcito de realidad, lo cual fue alucinante e increíble”.

Entre risas, el cineasta se refirió a la “necedad de Gael” al filmar. El actor respondió: “¡Sigo igual, Negro!”. González Iñárritu reviró “ Sí, además, más caro; ahora eres caro y necio”.

Por su parte, en una transmisión grabada, Rodrigo Prieto, director de fotografía de la cinta, recordó: “Les tengo cariño a todos los que participaron en Amores perros; fuimos como una familia durante meses en la aventura que fue esta filmación inolvidable”.

Recordó: “Algo que se me queda en el corazón es que éramos ingenuos en ese momento, pero la entrega y el riesgo que corrimos todos es una energía que se plasma en la pantalla”.

Esta nueva proyección, destacó Prieto, “será lo más cercano a nuestra intención original. Estoy muy agradecido de que Amores perros siga viva y que un nuevo público la pueda conocer a 20 años de esa aventura”.

La edición 18 del FICM se desarrolla de manera híbrida del 28 de octubre al primero de noviembre en cines de Morelia, pero también habrá funciones disponibles para el público en Canal 22, Cinépolis Klic y FilminLatino. De igual manera habrá plataformas especiales para miembros de la prensa y de la industria cinematográfica.

 

Últimas noticias