‘Song Machine...’, la mezcla de nuestros ingredientes favoritos: Gorillaz

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En enero de este año, Gorillaz comenzó un proyecto audiovisual que, aun sin rumbo fijo, se convertiría en el séptimo álbum de estudio de la banda virtual. Desde ese mes, un capítulo de una web serie musical fue publicado en plataformas digitales, presentando a un artista invitado en cada episodio.

“No sabíamos lo que queríamos tocar, sólo que deseábamos hacerlo”, explicó Damon Albarn en una conferencia virtual para presentar el álbum Song Machine, Season One: Strange Timez. Dicha perspectiva pareció al británico una buena política para un año como el actual.

“Es una alegoría, como mi mamá me dijo de niño, y advirtió: ‘Nunca se sabe lo que está a la vuelta de la esquina’”, contó el músico británico imitando la voz de una mujer mayor. El disco fue producido en medio del confinamiento, algo que para colaboradores y miembros de Gorillaz no es muy importante, “si trabajas con gente con la que puedas establecer una conexión y que te agrade”, explicó Albarn.

Damon, junto a Jamie Hewlett y Remi Kabaka Jr., también reconocidos como fundadores de la banda virtual, además de algunos de los colaboradores del reciente disco, trataron de responder las preguntas de sus seguidores. El ambiente, probablemente por la confianza entre los participantes, era relajado.

El diseñador y dibujante, Hewlett, fumaba y bebía vino de una copa cuando Damon Albarn hablaba de los beneficios de hacer yoga. “Te enseña a respirar, una vez que sabes cómo hacerlo cualquier cosa es posible, y cualquier obstáculo no lo es más, porque puedes respirar”, indicó el también vocalista de la banda Blur.

“¿Es por eso que en las mañanas me llamas y me pides que respire?”, preguntó Jamie a Damon. En tanto, Kabaka, trataba de describir qué olor tendría el disco de ser percibido así. “Una mezcla de cosas, la combinación de mis ingredientes favoritos”, respondió finalmente el baterista y productor.

Las reuniones por Zoom son “de hablar y beber”

Para la cantautora St. Vincent, quien interpreta Chalk Tablet Towers, el resultado de haber trabajado a distancia es similar a las reuniones por Zoom, a las que describió como “de hablar y beber”. Consideró que incluso gracias a esas videollamadas logró conocer mejor a muchos de los artistas con los que colaboró, algo que no siempre se logra aunque se esté en el mismo lugar.

El músico Lee John, quien participa en The Lost Chord, comparó la experiencia de grabar Song Machine, Season One: Strange Timez con la manera en que se realiza una pintura. Pese a lo particular de las circunstancias, Albarn no considera que la forma en que se hizo el álbum haya afectado la esencia del mismo.

La voz adormilada de Damon Albarn parece ser la única constante en un disco lleno de canciones en las que diversos elementos se mezclan. En la canción The Valley of the Pagans se funden el funk espacial de Beck con los futuristas sonidos sintéticos del fundador de Gorillaz. El propio Robert Smith, de The Cure, se ve inmerso en una melodía llena de trip-hop, sonidos de radar y efectos especiales en el tema Strage Timez. Mientras que Elton John interpreta The Pink Phantom como si estuviera cantando desde un refrigerador.

Los miembros de Gorillaz también se dieron el tiempo para pensar en cómo sería la agrupación de hacer el trabajo al revés, es decir, que Damon dibujara y Jamie compusiera la música. Ambos comparten la idea de que Albarn podría hacer un mejor papel que el de su compañero, pues aunque no se considera bueno para dibujar, sí es algo que le gusta.

Especie de matrimonio

Dibujar pensando en la música de Gorillaz es para Helwett algo fácil. El diseñador considera que “visuales y música tienen una especie de matrimonio”, además, tener acceso a las canciones en cada fase aligera su labor. “Es muy fácil cuando la música es buena”, describe.

Más que recordar lo extraño que ha sido crear un álbum en una situación pandémica como la actual, lo que Albarn recuerda es la sensación de estar creando algo “de lo que todos nos sentimos orgullosos”.

Los músicos también hablaron de lo que ansían hacer cuando la crisis sanitaria y el distanciamiento social acaben. Visitar a sus abuelas, tocar para un gran público y, en el caso de Albarn, “tomar una siesta en público”, fueron algunas respuestas. Damon y Remi también aprovecharon para criticar lo que llamaron “la resurrección de tres días de Trump”, haciendo alusión al anuncio de contagio y posterior recuperación del presidente estadunidense. “Quiero eso disponible en todo el sistema de salud público”, pidió el cantante.

Song Machine, Season One: Strange Timez ya está disponible en plataformas digitales y en diversos formatos físicos. Gorillaz ofrecerá conciertos para todo el mundo vía streaming los días 12 y 13 de diciembre, con diferentes horarios. El acceso se puede adquirir en live-now.com/es-int/page/home

 

Últimas noticias