Llega debate sobre la diversidad en el cine al Congreso de EU

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Washington. El debate sobre la diversidad en Hollywood llegó este jueves al Congreso de Estados Unidos con una audiencia en la que varios actores pidieron ir más allá de los ocasionales éxitos de películas como Black Panther y otros denunciaron una "cultura de la cancelación".

La audiencia se celebró en medio de un profundo debate sobre el racismo en el país, después de que el caso de George Floyd, un ciudadano negro que falleció a manos de un policía el 25 de mayo, provocó una inédita ola de protestas.

"Ha habido un cambio, claro que Black Panther, Hamilton y Crazy Rich Asians recaudaron mucho dinero", dijo a la audiencia la actriz negra Erika Alexander.

"Sin embargo, por cada excepción extraordinaria como esta hay cientos de películas mediocres con repartos blancos que reciben la luz verde", se lamentó la actriz que indicó que la falta de diversidad lleva a una "pandemia de exclusión" en la cultura.

El actor de origen coreano Daniel Dae Kim -conocido por sus papeles en la serie Lost y por películas como Hellboy y Spider-Man 2- indicó que la industria de los medios masivos permite "plantar pensamientos" y contó como ejemplo que después de ver Tiburón tenía miedo de meterse en la bañera.

"De la misma manera que los cigarrillos son un sistema para inyectar nicotina, nuestros medios son un sistema para implantar valores", señaló el actor.

El representante demócrata Jerry Nadler, presidente del Comité Judicial que albergó la sesión, indicó que en 2019 los actores negros, latinos, asiáticos o indígenas obtuvieron solamente un 27% de los papeles protagónicos, cuando esta población representa un 40% de los estadounidenses.

"La mejor forma de que haya diversidad delante de la pantalla es que haya diversidad detrás de la cámara", prescribió el político demócrata.

La representante demócrata por Texas, Sylvia García, señaló que los latinos siguen siendo representados con estereotipos muy negativos.

"Siempre somos los traficantes de drogas, los inmigrantes ilegales y si se trata de una mujer probablemente sea una empleada que pregunta si necesitan algo más, en un inglés defectuoso", indicó García.

El presidente de la Liga de Congresistas Hispanos, Joaquín Castro, se quejó en un comunicado de que Hollywood y los medios definen "imaginarios en la cultura estadounidense".

"Hay un peligroso nexo entre la retórica política racista y las imágenes que la gente ve en sus pantallas de los latinos como criminales y una amenaza para la sociedad", agregó Castro.

 

Contra la "cultura de la cancelación" 

El representante republicano Jim Jordan, en cambio, denunció la existencia de una "cultura de la cancelación".

Situación que también fue denunciada por la cantante negra Joy Villa - una activa simpatizante del presidente republicano Donald Trump - quien aseguró que sus opiniones conservadoras la han perjudicado en Hollywood.

"La intolerancia política está silenciando las voces de estadounidenses", afirmó la artista que acudió con un vestido marrón, adornado con un prendedor dorado con brillantinas con la palabra Trump y la bandera estadounidense.

Villa - cuyo padre es argentino - es conocida por lucir estilismos de temática conservadora, como un vestido rojo con el nombre de Trump en blanco, una ropa contraria al aborto o una indumentaria a favor de la construcción de un muro con México, con un estampado de ladrillos.

Últimas noticias