Páramo Cien, la cerveza inspirada en Juan Rulfo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Sábado 27 de junio de 2020. Hace seis años el costarricense Maty Cornelius imaginó una cerveza mágica. Había quedado prendado de las páginas del libro Pedro Páramo de Juan Rulfo y se tiró a recorrer las calles de Comala buscando inspiración. Así fue que el entonces maestro de Cervecería Colima creó la Páramo, una Pale ale brillante y cobriza con un toque místico que invoca las voces, los murmullos y las ánimas que habitan la que para muchos es la máxima expresión de la novela mexicana.

Ahora, de la mano de su maestro cervecero actual Daniel Cesari, la cervecería colimense lanzó el lote 100 de esta bebida. La receta está más apegada a una tradicional American pale ale en la que resaltan sabores y aromas cítricos y tropicales. “Es un estilo clásico de cervezas tipo estadunidense; amarga, con sabor de malta bien pronunciado. Trajimos de vuelta esos sabores de los años 90 y 2000, de las Pale ale súper bebibles”, asegura Cesari.

La Páramo Cien agotó su venta a solo días de su lanzamiento, y ya está embotellándose de nuevo para llegar a las tiendas esta semana. Su éxito reafirma la reputación de la casa cervecera asentada en El Trapiche, cuyas propuestas responden a un sentido de pertenencia a su región. No por nada su hashtag emblema en redes sociales es #Nosgustamuchoserdeaquí.

De ahí vienen los nombres de sus cervezas, como Piedra lisa, una Session IPA en honor al monolito que atrae a los turistas que llegan a Colima; la Cayaco, una Lager en alusión a una de las palmas nativas del estado, o la porter Ticús, negra como el pájaro primo del zanate y pariente tropical del cuervo.

Nacido en Venezuela y tras vivir en Irlanda, Cesari llegó a México hace tres años para encargarse de las recetas de Cervecería Colima. Pronto se dio cuenta de que llegaba a un paraíso del Pacífico, donde la gente está orgullosa de su tierra. Para la nueva versión de la Páramo, primero se sentó en la plaza de Comala: Escuchas los pájaros, oyes a los mariachis y de repente sientes el olor de los naranjos, ese olor cítrico de las naranjas que maduran en el piso y que te envuelve.

Asegura que los productos de Cervecería Colima son de inspiración situacional. Nacen de un momento o circunstancia que motiva al paladar y que despierta la imaginación. Provienen de lo que el entorno dicta. Por eso, la mayoría son adaptadas a un clima más tropical, adaptadas a la playa.

Lo clásico, lo más difícil

Las cervezas de línea de Colima responden a recetas clásicas, estilos nada raros, muy populares, como Pale ale, Lager, Porter o Session IPA, aunque los estilos clásicos son los más complicados, dice Cesari, precisamente porque muchos lo hacen; hacer bien un gran clásico es mucho más difícil que hacer una cerveza de autor.

Colima produce otras cervezas en colaboración o de temporada para mantenerse en una línea versátil y experimental. Para divertirnos, también hacemos estilos nuevos, creamos recetas de autor para ofrecer siempre algo nuevo, asegura.

En la actualidad, Cesari y Cervecería Colima trabajan en la sexta cerveza de línea, que pronto darán a conocer. Además, preparan la bebida de aniversario, la Colimota 6, por seis años de vida. También alistan un ligero twist para la Cayaco, vamos a cambiarla ligeramente, anticipa.

Con 5.2% alc. vol., la Páramo Cien es ideal para maridar con la fantasía de Juan Rulfo, para saborearla, dejándonos llevar por sus pasajes de asombro o absortos en el disimulo de ese pueblo sin ruidos que es Comala. Es perfecta para refrescarse en la canícula de agosto. También para acompañar una sopa de lima, unas hamburguesas con mucho queso, una pizza o de menos unos tacos al pastor con salsita picante.

La Páramo Cien se puede adquirir en la tienda en línea de Cervecería Colima: https://store.cerveceriadecolima.com/ Cuentan con entrega a domicilio.

Últimas noticias