A miles de metros de altura, acróbatas conmemoran a trabajadores culturales

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Fue una actuación vertiginosa de cuerda alta a 3 mil metros. Cuatro acróbatas conmemoraron ayer a los trabajadores culturales afectados por la crisis del coronavirus en Les Diablerets, en los Alpes, Suiza.

Freddy Nock, Sheila Nicolodi, Ramon Kathriner y David Maillard estuvieron involucrados en el acto.

Nock, quien ya tiene 22 récords mundiales, añadió tres más a su lista en los Alpes de Vaud. Esto en las cuerdas del teleférico que conecta el Col du Pillon (mil 546 metros) con el Scex Rouge (3 mil).

El primer reto de Nock fue cubrir una distancia de 40 metros con una inclinación de más de 39 grados. El registro anterior estaba por debajo de 38.06 grados. El segundo rendimiento máximo fue montar la bicicleta a una altura nunca antes vista: 175.4 metros a lo largo de 367 metros.

Además, el bailarín estrella de cuerda también se equilibró con los ojos vendados y un casco opaco en una distancia de 151 metros y a 200 metros por encima del suelo sobre el cable de teleférico, como de costumbre, sin protección. El propio Nock describió este programa como el más difícil de toda mi carrera.

Su colega profesional Ramon Kathriner realizó trucos de la rueda de la muerte en la Middle Station Cabane, mientras la artista italiana Sheila Nicolodi hizo un espectáculo de pole dance acrobático. David Maillard presentó su virtuosismo en una banda de goma colgando debajo de la cabina de góndola a unos 200 metros de altura.

El Glacier 3000 Air Show fue acompañado por la música del diyéi Michel Cleis y presentado por el actor y jazzista Troy Anderson, quien recientemente interpretó el papel de Louis Armstrong en la película Capone.

Últimas noticias