Dangerous Rhythm "desafió la prohibición del rock", tras Avándaro

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. A finales de la década de los años 70, la aparición de Dangerous Rhythm fue un desafío a la prohibición del rock, desatada tras el Festival de Avándaro, la cual se sumó irreverente a la revuelta punk que invadía al mundo.

El cuarteto, integrado por Piro (Maniac) Pendás, Marcelo, Johnny Danger y Rip Sick, tuvo influencia en el movimiento punk de barrio, la clase media y los grupos de la siguiente generación: la del rock en tu idioma, expresó Pilar Ortega, directora del documental Aquí no pasaba nada. La historia de Dangerous Rhythm que se estrenará en línea el 22 de mayo por Facebook.

Ellos abrieron lugares para tocar, así como espacios para el rock en los medios de comunicación; además de que provocaron la formación de otros grupos, recordó Ortega, quien señaló que esa época del rock mexicano está oscura, lo cual ha impedido que se reconozca en su magnitud el impacto que tuvo esta agrupación.

Para el compositor y vocalista Piro Pendás, el legado de Dangerous Rhythm fue cambiar el rumbo de la música en México; además, refrescamos una escena que estaba medio estancada.

En realidad, éramos un grupo de amigos talentosos que tomábamos muy en serio lo que hacíamos, vivíamos literalmente para ensayar, componer y tocar en vivo.

El largometraje, que abarca cuatro años (1978-1982), reunió a los integrantes de esa agrupación, que después se transformó en Ritmo Peligroso, también incluye entrevistas con varios testigos de esa época, como Ariane Pellicer, Sabo Romo, Mario Lafontaine, Leoncio Lara Bon, periodistas especializados, así como Dr. Shenka, de Panteón Rococó, y Jorge Chiquis Amaro, quienes admitieron la influencia que tuvieron de este grupo.

Pilar Ortega señaló a La Jornada: “además, cuenta con la interpretación en vivo de una de sus canciones más conocidas: Electroshock, la cual representa la primera reunión de los integrantes originales de Dangerous Rhythm en 30 años”.

 

 

En el colorido largometraje, de 84 minutos, en el que se escucha “el soundtrack conformado por varios temas de Dangerous Rhythm y un score original realizado por Leoncio Lara Bon”, se pensaba estrenar como parte de la gira del Festival Ambulante por la Ciudad de México, pero su proyección se suspendió debido a la pandemia; ahora decidimos estrenarlo en línea, detalló.

Aquí no pasaba nada... es un documental ligero, realizado de manera totalmente independiente, en el que se devela la personalidad de los cuatro músicos, quienes resultaron ser muy simpáticos, generosos y nos ofrecieron una extraordinaria experiencia. Estos personajes llegaron y se saltaron la barda; decidieron que lo único que querían era tocar, hacer punk y todo lo que pudieran donde se pudiera.

Aquí no pasaba nada. La historia de Dangerous Rhythm se estrenará el viernes a las 20 horas por facebook.com/DocumentalDangerous y facebook.com/cinicafestival, el cual estará disponible hasta el sábado a las cero horas.

Cínica Festival de Cine de Música de México comenzará sus actividades de este año con Cínica remota, programa de transmisiones gratuitas en línea, en el contexto de la contingencia sanitaria por el Covid-19. La primera función, en colaboración con Películas Tecamachalco, será el estreno mundial del documental de Pilar Ortega, al cual seguirá Just Like Heaven. La historia de SuperSound (México, 2012), de la misma realizadora.

Últimas noticias