El poder latino es visto como mercancía: Rosario Dawson

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Nueva York. Rosario Dawson ha agraciado las pantallas grande y chica en dramas, comedias y hasta en cintas de superhéroes, pero rara vez ha tenido la oportunidad de interpretar el papel protagónico.

Esto ha cambiado con la serie Briarpatch, de USA Network, en la que da vida a Allegra Dill, una investigadora al servicio de un senador que regresa a su pueblo fronterizo en Texas tras el asesinato de su hermana policía. Está agotando todas las posibilidades mientras intenta resolver el crimen en este drama peculiar y detectivesco que se estrenó el mes pasado.

No estoy acostumbrada a ser primera en la lista de llamadas y las pocas veces que lo he sido fue en pequeñas películas independientes que yo misma produje, contó Dawson.

Y no da por sentado su trabajo en la serie: Conozco a muchos actores que filman pilotos y entonces el programa nunca es seleccionado y no puede continuar... Y nosotros lo hicimos.

Dawson se ha mantenido consistentemente ocupada tanto en Hollywood como en la escena política con el ex precandidato presidencial demócrata y su actual novio, el senador estadunidense Cory Booker (Booker estaba con ella en la entrevista, y tomó fotos con su teléfono).

Sin embargo, califica su actual trabajo como el más difícil que haya hecho, al tener que equilibrar los extenuantes desafíos físicos de su papel con los retos personales mientras su padre lucha con un cáncer de páncreas.

Fue muy interesante tener que oscilar entre esta experiencia emocional tan cruda con mi papá y entonces hacer de este personaje que está tratando de descifrar cómo lidiar con el duelo, que incluso aprecia, porque vivía una vida tan dura, refirió Dawson. Nunca tuve que sacar tantas facultades y energía al mismo tiempo.

Activista en favor de la comunidad latina

Ap conversó con Dawson sobre ser una actriz principal, la inclusión en Hollywood y su prolongado compromiso con el activismo político.

–¿Qué tal ha sido este papel de protagonista de la serie?

–Pude ver muchas cosas diferentes, no sólo por la intensidad del trabajo y el rigor que exige, sino también por la oportunidad de estar ahí cada día. Me perdí mucho de otras películas y proyectos en los que trabajé porque no estaba en el foro.

–Siempre te has pronunciado sobre la representación y, aunque streamingha permitido mayor diversidad, esto no parece reflejarse en ceremonias de premios.

–Los guardianes de la cultura han tenido un modo muy particular de ver las cosas y lo siguen teniendo. Tuvieron una postura muy fuerte y particular de cómo querían que luciera el contenido. Pero ahora con los servicios de streaming, hay demanda y están hambrientos de tanto contenido como sea posible. Así que creo que el aspecto financiero definitivamente ha despertado el interés de la gente en que sea más inclusivo y representativo.

–Eva Longoria y Zoe Saldaña se unieron a la iniciativa LA Collab con la esperanza de duplicar la representación latina en Hollywood de aquí a 2030. ¿Crees que eso puede ayudar?

(Un estudio de la Iniciativa de Inclusión Annenberg halló que menos de 5 por ciento de los casi 50 mil personajes con diálogo o nombre en el cine los 12 años pasados eran latinos.)

–Tenemos mucho más trabajo por hacer, en especial cuando hablamos de la comunidad latina, porque somos la minoría más grande en el país. El poder está ahí, está siendo reconocido. Pero en este momento, está siendo mayormente mercantilizado y visto con la perspectiva de consumidor.

–Este año se cumple el 15 aniversario de Voto Latino, tu organización para la movilización de sufragantes y también estás en una relación con un ex candidato presidencial demócrata. ¿Sabes a quién apoyarás ahora?

–Este año, y eso es algo que Cory y yo hablamos mucho, es crítico –y creo que lo estamos viendo de manera regular– tener representación reiterativa de esta nación en el Congreso y el Senado. Pero probablemente mi mayor foco ahora que él ya no es un posible candidato –no más que las elecciones, pero sí a partes iguales, porque sólo ocurre cada 10 años– es el censo. Es algo que me parece muy, muy importante. Vamos a ver mucho fervor en torno a la elección presidencial, pero no estamos oyendo lo suficiente sobre el censo... así que es algo que de verdad estoy impulsando.

Últimas noticias