Murió Terry Jones, actor de Monty Phyton que hizo reír a generaciones

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Londres. Terry Jones, miembro de la compañía británica de comedia Monty Python, murió a los 77 años.

Afectado desde hace tiempo de una forma rara de demencia, falleció el martes en su casa de Londres, anunció el miércoles su familia, lamentando la pérdida de un hombre amable, divertido, creativo y verdaderamente cariñoso, de inflexible individualidad, implacable intelecto y extraordinario humor’.

Actor y cineasta, Jones dirigió algunas de las obras más representativas de los Monty Python –compañía que fundó junto con Terry Gilliam–, como la delirante La vida de Brian, historia de un hombre confundido con el hijo de Dios que provocó duras críticas de la Iglesia en su momento.

En la memoria interpretará siempre a la madre de Brian pronunciando: ¡Óiganme bien, no es el Mesías, es un niño muy travieso!

Parece extraño que un hombre de tanto talento e inagotable entusiasmo haya muerto tan discretamente, expresó en un tuit John Cleese, uno de los seis cómicos que en la década de los 70 sacudieron el mundo del humor con los Monty Python y su mezcla de absurdo, surrealismo, sátira y filosofía.

Era mucho más que uno de los escritores-intérpretes más divertidos de su generación, aseguró otro de los integrantes, Michael Palin, quien lo describió como un comediante del Renacimiento: autor, director, animador, historiador, escritor infantil.

Carrera en Londres

Además de escribir para muchas de las obras de la compañía, Jones –especialmente conocido por sus papeles de mujer– dio vida a una variedad de personajes en la serie de televisión Monty Python’s Flying Circus que de 1969 a 1974 se saltó los límites de la comedia en la BBC.

Nació el 1º de febrero de 1942 en una pequeña localidad de Gales, pero se mudó con sus padres a Londres cuando tenía cuatro años.

Como estudiante en la Universidad de Oxford descubrió la pasión por la Edad Media, que le siguió toda la vida, y codirigió con Terry Gilliam Los caballeros de la mesa cuadrada (1975), pero también utilizó sus conocimientos del medievo para escribir libros de historia y hacer documentales.

En 1986 filmó El sentido de la vida, la última película de Monty Python, en que dio vida al obeso dueño de un restaurante famoso por su Necesito un cubo, voy a vomitar.

Jones tuvo dos hijos de su primer matrimonio con Alison Telfer, con quien se casó en 1970, y volvió a ser padre con su última esposa, a la edad de 67 años.

Volvió a los escenarios en 2014 con el resto del grupo –John Cleese, Michael Palin, Terry Gilliam y Eric Idle– para una serie de 10 espectáculos. Dos años después fue diagnosticado con demencia.

Ahora se reúne en el panteón de los Monty Python con el sexto miembro de la compañía, Graham Chapman, quien falleció en 1989.

Últimas noticias