Me siento grandiosa, dice Tina Turner, quien cree posible convertir el veneno en medicina

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México.  Simplemente, estaba cansada de cantar y de hacer a todo el mundo feliz. No he hecho otra cosa en mi vida, expresó una vez Tina Turner, cantautora, actriz y bailarina nacida en Tenesí, Estados Unidos, quien ayer cumplió 80 años.

A través de YouTube emitió un mensaje en el que dijo: me siento grandiosa, me veo bien. Estoy frente a una segunda oportunidad de vida...

Turner, considerada por la revista Rolling Stone una de las grandes voces de todos los tiempos, ya no canta mucho, pero hay muchas que lo hacen por ella. Han hecho películas, musicales e imitaciones por doquier. Hay una producción de Broadway que costó 16 millones de dólares.

Descubierta cuando era una adolescente por Ike Turner, pionero del rocanrol, la cantante demostró ser un huracán ante el micrófono y en los años 60 se volvió ícono del soul y el rhythm and blues (R&B) más apasionado, desbordante y sexual.

Hace unos años, la cantante de voz grave se despidió en cinco ocasiones, y cada vez regresó a los escenarios como si el tiempo hubiera pasado sin dejar huellas, sin rastros de vejez ni de cansancio, sin perder vitalidad ni atractivo erótico.

Turner fue una de las primeras cantantes en asegurar una parte de su cuerpo: sus piernas, en 3 millones de dólares.

Entre otros premios, en 1984 recibió varios Grammys por Private dancer, su quinto álbum como solista y su regreso a la fama después de años difíciles. En 1991 entró al Salón de la Fama del Rocanrol.

Pruebas de supervivencia

La artista ha tenido que superar pruebas de vida. Desde el suicidio de su hijo hasta enfermedades como cáncer de intestino, insuficiencia renal, trasplante de riñón.

Turner nació en 1939 y la llamaron Anna Mae Bullock. Su padre era el capataz negro de una plantación de algodón y su madre tenía sangre indígena. La niña de color creció en una iglesia gospel, pero durante los caóticos años 70 se convirtió al budismo y sigue hasta hoy sus enseñanzas.

Conoce a Ike

Después del colegio se mudó a St. Louis, por entonces la metrópoli del blues. Allí conoció al guitarrista Ike, ocho años mayor que ella. Fool in Love, el primer sencillo que grabaron juntos, llegó al tope de las listas en 1960, pero el gran éxito fue con River Deep Mountain High, en 1966.

El éxito de la pareja, que entre tanto contrajo matrimonio, se vio ensombrecido por la drogadicción, la infidelidad y la brutalidad de él. En 1976 la artista escapó con dos hijos propios (uno se suicidó en 2018) y dos hijastros.

Durante el tiempo que estuvieron casados, Tina e Ike vivieron una historia repleta de turbulencias y abusos que sirvió de argumento para una película que se estrenó en 1993, Tina, con Angela Bassett en el papel principal y Laurence Fishburne como el guitarrista, que murió de sobredosis de cocaína en 2007.

En la época en la que abandonó a Ike, la carrera de la cantautora despegó gracias a David Bowie, según cuenta ella en su libro biográfico, My Love Story (2018).

Según apunta, Bowie rechazó una cena con los directivos de EMI para ir a ver un concierto de Tina.

“El concierto fue muy bien y después David vino al backstage con Keith Richards. Los tres estábamos pasándola tan bien hablando de música (y bebiendo botellas de Jack Daniels y champán) que no queríamos que la noche acabara. Así que nos fuimos a la suite de Keith, donde David empezó a tocar el piano y estuvimos improvisando toda la noche”, recuerda en el libro.

Desde 1999 no ha editado un disco con canciones nuevas. Anunció su retirada en 2000 y volvió puntualmente para una gira en 2013. Desde hace 30 años vive en Suiza, donde tiene la nacionalidad, tras renunciar a la estadunidense.

Tina conoció a su actual marido, Erwin Bach, en 1985. Era ejecutivo del sello EMI, su casa de discos en Europa. Fue amor a primera vista. Cuando me miraba me decía que no veía la estrella o el color de mi piel o cualquier otro detalle. Sólo veía a una mujer muy deseable, señaló Turner.

Fascinante figura

La vida y figura de Turner siguen despertando fascinación, tanto que en 2018 se estrenó en Londres, Inglaterra, la obra Tina Turner musical, que se presenta también en Nueva York, Estados Unidos, y Hamburgo, Alemania.

El espectáculo muestra los inicios de Turner en un pequeño pueblo de Tenesí, su formación musical junto a su abusivo esposo y su ascenso al estrellato como solista en los 80 con éxitos como What’s Love Got to Do With It?

Es un relato crudo con canciones poderosas y una actuación de Adrienne Warren que el periódico The Guardian calificó como simplemente extraordinaria.

Turner afirmó que el mensaje del espectáculo es que es posible convertir el veneno en medicina.

El año pasado asistió al teatro londinense y al salir, afirmó, en tono de broma, que ha encontrado un remplazo en Warren, quien da vida a la estridente cantante en el musical.

Ahora, Turner ama la tranquilidad. Me gusta simplemente estar en casa. Ahí puedo escuchar la música que me agrada y tomar mi vino favorito, contó a finales de junio en una entrevista con la televisión alemana. 

Últimas noticias