Promover el cine nacional ha sido “batalla titánica” para Imcine

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Una batalla titánica. Así fue como María Novaro, titular del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), definió lo que hace en torno a la promoción del cine mexicano, con laque busca recuperar una relación sana con el público y generar espacios. Subrayó que este año hubo 100 millones de pesos más en apoyo a la producción de películas.

Este lunes, al presentar su primer informe anual de actividades, la funcionaria enfatizó: no hubo recortes al presupuesto en apoyos a la producción cinematográfica; eso nunca ocurrió. Incluso, se apoyó con más dinero a un mayor número de películas en la historia del Imcine, se ejercieron 100 millones de pesos más que en 2018, esto es, 934 millones 281 mil 352 en comparación con los 825 millones 271 mil 469 del año pasado.

Acerca de la promoción del cine en el país, sostuvo que hasta los primeros días de noviembre se estrenaron 67 películas, de las cuales 37 tuvieron apoyo del instituto a través del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine), del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción y Distribución (Eficine).

El incremento también llegó a Eficine, que este año obtuvo 667 millones 569 mil 991 pesos, con los que se respaldaron 91 proyectos de producción y distribución.

Por medio de Foprocine fueron apoyados “33 proyectos de largometraje –15 ficciones y 18 documentales– con 103 millones 546 mil 731 pesos”, agregó la también cineasta, guionista y productora.

Destacó que en el Programa de Estímulos a Creadores Cinematográficos fueron apoyados 35 proyectos, de los cuales 18 son de mujeres y 19 de hombres.

Resaltó el énfasis que ha puesto en torno a la descentralización e inclusión, tareas primordiales para este gobierno.

Puntualizó: esta es la razón por la que entré en Imcine, (para) llevar bien la instancia, pero sobre todo a fin de crear programas como la Dirección de Vinculación Regional y Comunitaria, con sede en Hermosillo, Sonora, que trabaja en conjunto con instituciones públicas y privadas y cuya finalidad es accionar programas con las comunidades que hacen creación audiovisual y cine en todas las regiones del país.

Hizo hincapié en la creación del Centro de Posproducción para el Cine Indígena y Regional en La Albarrada, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, el cual está implementando talleres y funcionará de manera plena en los primeros meses de 2020. Será un espacio para los creadores, colectivos y comunidades que hacen cine en la región, en el cual podrán trabajar y terminar sus películas con altos estándares de calidad.

También habló sobre la plataforma Filmin Latino, la cual sigue funcionando y ha ampliado su contenido gratuito con más de 2 mil 400 títulos en su oferta virtual; 78 por ciento del contenido son producciones mexicanas y, más de la mitad, títulos sin costo para los usuarios en el país.

En su primer balance anual, Novaro afirmó que los que hicimos cine antes del Tratado del Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) vivimos la desconexión del cine mexicano con su público, lo cual es el gran problema, pero estamos trabajando en ello.

Sobre los acuerdos a los que se ha llegado en torno a las reformas a la ley, expresó: estamos en proceso de diálogo entre todas las partes; hay puntos en que diversos sectores no están de acuerdo; hay unos difíciles, otros más tersos y la gran piedra en el zapato que es el T-MEC, el cual quedó firmado un día antes del cambio de gobierno y ahí está. Desde su inicio, el TLCAN fue el hundimiento de la relación del público mexicano con su cine y nos lo volvieron a heredar. No hay un panorama fácil.

 

Últimas noticias