Fallece Armando Molina, rockero y promotor del Festival Avándaro

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El músico, promotor, organizador  del Festival de Avándaro y también periodista, Armando Molina, falleció esta madrugada a los 73 años de edad.

Luz Adriana Molina García dio a conocer la infausta noticia acontecida la madrugada de este 22 de noviembre, día del músico ““Familia y amigos de papá solo para informarles que hoy falleció y agradecerles a todos y cada uno de ustedes por sus oraciones sus muestras de amor hacia él y su cariño, siempre se los voy a agradecer mucho... él se fue luchando como siempre. Pero tranquilo al saber, que este día y los pasados la música estuvo con él, como siempre a lo largo de su vida... le doy mis más sinceras agradecimientos a los que diario me preguntaban por él ... Ya está descansando papá y que viva el rock and roll hasta donde estés padre un beso al cielo descansa y Dios te bendiga siempre !!!!”.

Armando Molina, cumplió el pasado 13 de noviembre 73 años de edad, rodeado de medicamentos; en la última charla sostenida con el fundador y bajista de La Máquina del Sonido apenas el pasado 18 de octubre nos reveló ““Primero fue una infección de vías urinarias que me chingó duro; luego me caí porque estoy muy débil, entonces, se me hizo una trombosis en la pierna derecha; así que no puedo caminar… ayer fui a consulta y ya sabes: un ojo de la cara”.

Armando, deja tras de sí una larga historia entre la grey rocanrolera: integrante de bandas de rock desde su época de estudiante de secundaria y ya veinteañero –mediados de los años sesenta- graba su primer disco con la banda de sus amores: La Máquina del Sonido. De aquella época, deja versiones grabadas de canciones como Fire, éxito en inglés de Arthur Brown y de Iron Butterfly, In a gadda da vida. Su carrera como músico incluye su participación con infinidad de grupos y personalidades como Javier Batiz, por ejemplo.

Una faceta poco conocida de Armando es su trayectoria como periodista, egresó como licenciado en Comunicación, llegando a ser director de la revista Pop además de su paso por México Canta, publicaciones ambas de gran tiraje en su época. Igualmente, trabajó para radio y televisión.

Pero su celebridad se debe también por ser el programador del famoso festival Rock y Ruedas celebrado en Avándaro en septiembre de 1971; época en que era el director de Producciones Arte que representó a las mejores bandas de aquellos años, tales como El Ritul, Bandido, Three Souls in my Mind.

Y recientemente, en estas páginas recordamos una anécdota “A finales de los años 80, en el ya entonces llamado Tianguis del Chopo, en Oyamel, colonia Atlampa, asistí como fotógrafo de Conecte acompañando a José Luis Pluma, director de dicha revista. En esa, mi primera visita como reportero, saludé de mano a Armando Molina” Comentario trivial muy significativo para este redactor porque Molina era toda una personalidad y me saludo con cordialidad. Sentimiento que siempre mantuvo.

Armando será cremado en una agencia de Hermosillo, Sonora. Luz Adriana y David Armando, sus hijos, encabezarán el adiós a Armando Molina Solis.

Últimas noticias