Villarroya presenta sus ‘Silencios Cantados’, en el Foro Shakespeare

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Pasión es el sentimiento que permea el quehacer creativo de María Villarroya, el cual deviene espectáculo musical rebosante de viñetas intimistas, de sonoridades arropadas con palabras surgidas de vivencias rescatadas de tiempos tristes, de momentos de soledad, suavizados ambos, por algo vital: el humor.

Estos tres elementos --la tristeza, la soledad y el humor-- son parte de Silencios Cantados, puesta en escena que se presentará en el Foro Shakespeare el próximo miércoles 20 de noviembre donde usted puede ser un invitado.

María Villarroya: cantante, escritora, compositora y actriz, originaria de Barcelona, España, revela los orígenes de su trabajo multidisciplinario en charla con La Jornada.

“La tristeza, evidentemente, me ha ido acompañando porque cuando vas trazando tu propio camino, tu propio viaje, hay momentos de muchas noches oscuras y, Silencios cantados, ha tenido esa parte de tristeza, de saber que no levantas cabeza, que la existencia te ahoga; soy una mujer muy solitaria, para crear, necesito la soledad y aparte, yo la amo, la escojo y la busco, porque está en el silencio; y el humor es la oportunidad que me he dado: es para disfrutarlo porque tengo 55 años, tengo una obra, tengo un espectáculo, tengo ganas de comentarlo a la gente; de compartirlo, desde el humor, lo que hemos sufrido”, comenta.

“Somos tan adictos al sufrimiento, a la tristeza. No, no, ya démosle la vuelta y, señores míos, nos vamos a reír un poquito de lo que nos ha pasado. Y humor y amor van a la par. Y en vida quiero que haya muchísimo humor porque vamos a disfrutarlo y con ese humor nos vamos a presentar en México", mencionó.

Villarroya relata el génesis de su musical: “Primero apareció el libro -de 733 páginas- y le gente se preguntó ¿por qué Silencios Cantados? Vino de un silencio muy grande, casi obligado: porque me quedé sin voz. Entonces, en esa noche oscura, tremenda, apareció este silencio que me habló de María Villarroya; de una mujer que quería volver de ese amargo trance y renacer en mí misma”.

En el libro hay poemas escritos desde los 13, hasta los 50 años, que fue cuando lo presentó. De este libro, que es la historia de María y de ese caminar profundo hacía esa luz, aparece un espectáculo: es la historia de su vida y en el guion la situé en una oficina de objetos perdidos y dije ‘la vamos a trasladar a un escenario y ahí la vamos a entrelazar entre temas de este libro y explicará qué pasó en esa oficina de objetos perdidos –que es la vida- y qué es lo que perdemos’, comentó.

“Perdemos, el móvil, las gafas, el paraguas; pero también perdemos el amor, el humor, la valentía, el coraje la salud, la alegría y tantas cosas. A través de este espectáculo se funden la tristeza de esa mujer que se cae, que se queda sin voz y que se pregunta ‘hacia dónde vas, qué te propones y qué es lo que quieres con tu vida’”, explicó.

“En la obra vamos a hablar de esta historia de estos silencio cantados y a través del humor contaremos la historia de una mujer, que es la historia de todos, porque todos perdemos cosas que todos queremos recuperar y entre poema y canción y canción, tenemos un guion del resurgir, del tomar las riendas de tu vida y decir ‘señores míos, yo escojo vivir desde el humor y desde el gozo disfrutar lo que hemos vivido y lo aprendido en este viaje de mucha oscuridad. Y lo que parecía era mi propia muerte en vida, fue mi kilómetro cero y fue decir ‘vamos, vamos pa´lante que aquí hay mucho que vivir y mucho que disfrutar”, dijo la artista.

 

Últimas noticias