Arranca el FICM con una llamada de auxilio para sobrevivir

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Morelia, Mich. Con un llamado a la conjunción de los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal, así como la participación de la iniciativa privada, para que continúe el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), el certamen inauguró su 17 edición con la proyección de la película belga El joven Ahmed, dirigida por los Luc y Jean Pierre Dardenne.

En la ceremonia del FICM, como es tradición, asistió la triada iniciátia del certamen su directora Daniela Michel, su presidente Alejandro Ramírez Magaña y su vicepresidente Cuauhtémoc Cárdenas Batel.

En esta ocasión únicamente Ramírez Magaña dio discurso, destacando que se mantine fiel a su esencia en estos 17 años: “el festival comenzó con el objetivo de convertirse en un espacio donde los cineastas pudieran ver sus trabajos y la diversidad del cine nacional e internacional”.

También refirió: “Quiero agradecer a todas las instituciones que han colaborado con el festival para la realización de programas especiales, así como a Fundación BBVA por su apoyo en la realización del programa el FICM Presenta y la Beca Film Watch, otorgada por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadunidense y por su contribución en la realización del foro Cineastas Indígenas Mexicanas: Identidad y Nuevas Narrativas”.

Entre otras cosas agradeció a sus cómplices creativos Daniela Michel y Cuauhtémoc Cárdenas Batel por los años de trabajo invertidos en este “sueño compartido”.

Además de la Secretaria de Cultura Federal, Alejandra Frausto, quien en un que estrambótico discurso mencionó: “Este festival ha permitido conocer lo mejor del cine mundial y se ha convertido en un semillero de talentos, agradezco a los iniciadores por estos 17 años del festival… uno de los más importantes del mundo”.

En este mismo tenor, pero más extenso, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, continuó con los elogios y recalcó “los estímulos del estado para apoyar al FICM no se recortarán”, al tiempo que recordó que en Tierra caliente, su lugar de nacimiento, “…las llamadas a misa y al cine se daban por el sonido colocado en el pueblo y a veces las llamadas al cine le ganaron a las de la misa porque en la fábrica que yo trabajaba estaba contigua al cine”.

La gala que se llevó a cabo en Cinépolis Centro fue conducida por la actriz y productora Johanna Murillo y contó también con la presencia del presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, quien declaró: “Hablar de Morelia es hablar de cultura y arte. El FICM se reconoce ya como un espacio de expresión para directores, guionistas, productores y todos los que disfrutan de la magia del cine”. Además hizo una invitación a los asistentes a “enamorarse de cada rincón de la ciudad de cantera rosa”.

 

Últimas noticias