A Tricky ni la música le "suena igual" tras muerte de su hija

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Madrid. Tricky confesó que "la música" no le "suena igual" desde la muerte de su hija, Mazy Topley-Bird, fallecida el pasado mes de mayo a los 24 años. "Ese fue el día en el que mi mundo se terminó", declaró a The Guardian.

"Uno de los grandes problemas con mi hija es que yo nunca había amado a nadie tanto antes. Me quedé emocionalmente insensible y era más fácil para mi continuar viviendo así, pero entonces de repente empecé a sentir cosas. Había perdido a gente antes, como mis abuelos, pero me había recuperado", relató.

Y aún continuó: "Esto es diferente. Todo se ve diferente, incluso la música no suena igual. Siento que me estoy volviendo loco.

Estuve en Islington ayer y esperaba verla, esperaba que ella caminara hacia mí".

El músico explicó también que está actualmente haciendo terapia para lidiar con la pérdida de su hija, describiendo la experiencia como "realmente buena". "He perdido mi fe, con suerte la recuperaré", apostilló.

Tricky fue colaborador de Massive Attack a principios de los noventa y emprendió carrera en solitario en 1995 con el aclamado álbum de debut Maxinquaye. Ahora, a sus 51 años, publicará su autobiografía Hell is round the corner el 31 de octubre.

 

Últimas noticias