Alejandra Guzmán se sincera acerca del conflicto con su hija Frida

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Alejandra Guzmán confesó hoy que vive con “el corazón herido”, pero afirmó: “seguiré siendo la misma persona, reconectándome y evolucionando”.

La cantante presentó a los medios de comunicación su nuevo disco Live at the Roxy, donde rinde homenaje a clásicos del rock en español.

Sin perder la cordura ante los cuestionamientos, respondió sobre el conflicto con Frida Sofía: “a mi hija le deseo lo mejor, porque tiene todo para llegar mucho más allá que yo”.

Describió: “Ella tiene oído absoluto. Sabe tocar el piano. Eso es lo que me da gusto, que haga lo que quiera, que tenga sus éxitos, su carrera”.

En realidad, “no sé si esté haciéndolo bien o no, pero veo un reflejo de ella en mí. Es mi sangre. Vengo de una familia de dos grandes y también pasé por esa idea de buscar mi identidad. Por eso existe la canción Bye mamá.

“Esa rebeldía yo la tuve a los 17 años cuando llegué a hacer audición, con mis mallones rosas fosforescentes y puse el corazón”.

Guzmán enfatizó: “Siempre he estado presente en la vida de Frida. Ha sido una prioridad su educación, sus oportunidades; porque ella ha estudiado dos carreras y en Estados Unidos”.

Guzmán dijo que su hija decidió vivir en Miami y no quiere regresar a México debido “a la incertidumbre que vivimos, lo cual entiendo. Acaban de robar mi casa y Gracias a Dios yo no estaba”.

Luego de admitir que se tomó un tiempo para meditar sobre este conflicto, Guzmán expresó: “que todo mundo se mete en un asunto de madre e hija... voy a decir que nací de una mujer trabajadora, a mi me enseñaron eso, a trabajar porque nadie me regala nada”.

En el Auditorio del sello Universal Music, repleto de medios de comunicación, afirmó: “ella, cuando quiera acercarse, sabe que aquí estoy”.

Además, “si todo fuera cierto, si la acusación de que yo con el galán, no, no estaría tan tranquila; estoy en paz, soy honesta y siempre a todos ustedes les he enseñado quien soy. No me escondo ni miento ni tengo amoríos con la gente. Eso es totalmente falso”.

Sin duda “soy la madre que le tocó y espero que un día tenga hijos y pase a otro plano”.

Con 30 años de trayectoria, Guzmán recordó que ha atravesado por enfermedades, cuatro bacterias, 30 operaciones y mutilaciones en toda la espalda si no “he muerto es porque arriba me quieren mucho y tengo un ejército de ángeles”. Todo “lo que no me ha matado me ha hecho más fuerte”, puntualizó.

Ahora Alejandra Guzmán se encuentra entusiasmada por su disco, que este viernes aparece, donde precisamente hay un tema dedicado a Frida Sofía titulado La vida sigue; además de rolas como Viento (Caifanes), De música ligera (Soda Stereo), Oye mi amor (Maná), No voy en tren (Charly García), entre otras. Esta selección -dijo- es de agradecimiento por “inspirarla y haber encendido en ella la llama de la música. Vuelvo a mis raíces”.

La roquera estará este sábado a la Arena Ciudad de México.

Últimas noticias