“'AUA' es propuesta de rock inmersivo surgida de los sueños”

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Miércoles 4 de septiembre de 2019. Inspirada en el análisis del inconsciente del ser humano, donde habitan sueños, miedos, ansiedades o enajenamientos, surgió AUA, propuesta sonoro-cinematográfica de rock inmersivo, creada por un músico y un especialista en oftalmología.

La propuesta se gestó con guitarras, pedales y sintetizadores, así como con la grabación de más de 200 sonidos ambientales de la Ciudad de México y de Veracruz.

Después, tanto el veterano músico como el maniático de la física decidieron retomar como elemento básico la confusión que se provoca en la sique.

“En AUA se pretende conmover y tocar fibras profundas”, explicaron Sabo Romo y Álter Tewel, artífices de la propuesta y autodefinidos como enfermos melómanos.

Tewel, el álter ego de un médico especialista explicó: construimos una obra de principio a fin, con duración de 50 minutos, la cual gira en torno a los sueños de los seres humanos. Estos elementos son lo que nos definen como personas y son tan básicos que a veces tenemos conciencia o no de ellos, como son nuestros miedos, el enajenamiento, los problemas de comunicación, las pérdidas, los duelos, las obsesiones, las compulsiones o el temor a la muerte. Todo englobado en un disco.

Para dar vida y forma a este ecléctico, pero a la vez increíble bagaje onírico, inédito desde su concepción, también se tuvo una precisión quirúrgica en todas sus formas, la cual podrá ser apreciada el 19 de septiembre en el Lunario del Auditorio Nacional. El material se encuentra disponible en plataformas digitales desde hace algunas semanas y después saldrá en formato de vinil, en un álbum doble a 45 revoluciones por minuto.

Conmover hasta con tres notas

Sabo Romo, bajista de Caifanes y fundador de Rock en tu Idioma Sinfónico, explicó que desde hace más de 35 años su misión en la escena musical ha sido conmover hasta con tres notas.

Sin embargo, cuando descubres que el video como herramienta o compañero de la música te puede llevar a serpentear por muchos territorios, en los cuales usualmente no te meterías, se logran cosas increíbles, en las que lo musical sugiere lo visual.

En el espectáculo en el Lunario “se hará honor al espíritu de AUA”, añadió Álter Tewel. “Es una obra sonora, con un concepto lírico, muy fuerte, que va de la mano con imágenes. De hecho, el desarrollo primario fue a partir de la música, después pusimos la poesía y al final decidimos que debía llevar visuales, entonces filmamos Acantilado que ya está disponible en todos lados”.

Ahora, en su fase final, está incluida “toda la obra cinematográfica que acompaña los visuales e inyectada con el rock inmersivo –con sonido sensurround– y con la presencia de todos los músicos” que participaron en esta experiencia.

Sin duda, retomó Romo, la música es emoción, lo que genera, cómo logras absorberla y después eventualmente echarla afuera y descubrir que funciona para un montón de cosas. No sé si calma bestias o no, pero ofrece serenidad.

Con esta experiencia totalmente diferente a las demás, sus creadores prometen seducir el oído y la vista con un espectáculo energético, con fuerza, simbiosis y una simetría y ejecución de Sabo Romo y Álter Tewel.

En la noche de AUA en el Lunario del Auditorio, el 19 de septiembre a partir de las 21 horas, también intervendrán el bajista de jazz Aarón Cruz y Adrián Ávila (Funker), en cuyo trabajo los encargados de mezclar la obra fue Sacha Triujeque y de la masterización Álex Turk.

Últimas noticias