Proyectan concierto de INXS filmado en 1991

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Domingo 18 de agosto de 2019. En julio de 1991, Michael Hutchence observaba a los 72 mil frenéticos asistentes al concierto de INXS en el estadio de Wembley. Hasta ese momento, el vocalista desconocía que su manager, Chris Murphy, había logrado que un helicóptero sobrevolara el lugar y varias cámaras de cine capturarían cada segundo del Live Baby Live.

Hutchence cuando supo esto emitió un sorprendido: ¡hijo de puta! y corrió hacia el escenario para “ofrecer –junto con el resto de los músicos– el mejor concierto de su vida”, en un momento en que la banda tenía innumerables-monstruosos éxitos y estaba en la cima de popularidad.

En una proyección exclusiva, la noche del viernes en Parque Toreo, con la presencia de Murphy, se presentó la filmación del concierto por primera vez en cine: INXS, Live Baby Live, Wembley Stadium.

En pantalla se observó la espectacular presentación de la banda, originalmente filmada en 35 mm, cuyo material estuvo guardado por décadas en latas y se creía que estaba perdido.

Ahora, restaurado en 4K y Dolby Atmos, mezclado por Giles Martin y Sam Okell, hizo vibrar a los asistentes en la sala 10 del complejo de Cinépolis.

En la historia de esta filmación se recuerda que Murphy, quien conoció a la banda 12 años antes en un bar de Sydney llamado The Stage Door Tavern, dedicó tan sólo unos días antes del concierto a buscar como poseído la forma de reunir el dinero para la grabación.

El director David Mallet aceptó la tarea de filmar el concierto, pero quería 16 cámaras y un helicóptero. De último momento, los ejecutivos de PolyGram Video, Michael Kuhn y Geoff Kempin acudieron al rescate para financiar la filmación.

Así, el espectáculo presentado hace casi 30 años fue vivido por los invitados a la sala de cine y se transportaron hasta ese mítico estadio y escucharon con entusiasmo, aplaudieron y, en algunos casos, gritaron por las sugerentes interpretaciones del sexteto, incluida la inigualable presencia y voz de Hutchence que hacía suyo el escenario.

El talento musical de la banda explotó desde un inicio con Guns in the Sky, a la que siguieron sin tregua I send a Message, The Stairs, Know the Difference y la inolvidable Disappear. La sala cinematográfica se inundó del sonido de Mystify, Bitter Tears, Suicide Blonde y Devil inside; resurgieron las emociones con Need You Tonight y Never Tears Us apart. Sonaron los recuerdos de una época.

También fue una noche de nostalgia, que obligó recordar la trágica muerte de Michael Hutchence a los 37 años, protagonista de esta cinta, filmada en 1986, cuando INXS, en ese mismo lugar, abrió el Magic Tour de Queen.

Últimas noticias