Cinco bandas celebran 30 años de abonar a la partitura histórica del rock nacional

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Luego de 30 años de andar en el rocanrol las bandas mexicanas La Cuca, Santa Sabina, La Castañeda, Café Tacvba y Víctimas del Doctor Cerebro continúan dando batalla en la segunda década del siglo XXI. Su pasión por los diferentes subgéneros se ha mantenido intacta en todos estos años luego de protagonizar/prolongar, junto con otras agrupaciones antecesoras, el auge del rocanrol nacional.

Las agrupaciones mencionadas se encuentran en plena actividad en este segundo semestre del año con presentaciones en vivo, lanzamientos de nuevas grabaciones originales, realizando producciones unplugged, colaborando con otros músicos, embarcándose en proyectos solistas, así como en otras actividades; algunas lo han hecho de manera ininterrumpida; otras han tenido pausas y otras más, reagrupándose, pero todas han estado ahí, contribuyendo a la partitura histórica del rock mexicano.

Santa Sabina

El influyente grupo Santa Sabina, que mutó a Los Sabinos, después de la muerte de su vocalista, Rita Guerrero, retomó el nombre original, para cerrar el ciclo de 30 años. En años recientes ha homenajeado a su polifacética cantante en distintos puntos del país, incluido un concierto en la pasada edición del Festival Vive Latino. En sus actuaciones se ha proyectado el documental Rita, dirigido por Arturo Díaz Santana.

Continuando los festejos, Santa Sabina llegará el 27 de septiembre al Teatro Metropólitan, donde se espera que los músicos sacudan –con el sonido especial que los ha caracterizado–, el recuerdo perenne de Rita Guerrero, con esa sensación de que ella los escucha.

Luego de las reuniones que realizaron para recordar a la intérprete desde el año pasado, a los músicos los invadió la nostalgia de que pronto llegarían tres décadas de haberse formado.La alineación estaba ahí. Faltaban Rita y Julio Díaz, quien fue baterista, pero esa sensación de escuchar las rolas de nuevo los hizo considerar qué harían. Este sería el momento ideal, dijo Alejandro Otaola a La Jornada.

Estamos conmemorando los 30 años de Santa Sabina, recordando a Rita y a Julio, pero esto también significa ponerle punto final y cerrar el círculo.

Ahora, la configuración de la banda, con nueve elementos, ha permitido que las canciones tengan otros arreglos. Hay dos chelos, dos liras, dos teclados. Es la oportunidad de volver a dar vida, sobre todo de una manera nueva, a las rolas de antes. Esa es la parte más chida, agregó Otaola.

Para la presentación en el Metropólitan, en comparación con los festivales ahí sí podremos darnos un clavón más grande entre los cinco discos de la banda. Incluso, vamos a tener canciones que no se habían tocado desde hace más de 20 años. Esa es la parte que más emociona porque sentía que era música que no se iba a tocar y se había quedado ahí en su momento. Que la vida te de la oportunidad de tocarla de nuevo, con tus carnales es increíble.

Café Tacvba celebrará en diciembre

Para Café Tacvba, este año también ha sido de celebración, incluso de regresar a sus orígenes, a lugares donde comenzaron su trayectoria y transmisiones en vivo, por redes sociales. Además, los de Ciudad Satélite se convirtieron en la primera banda en español en grabar un segundo especial MTV Unplugged, después de su primer acústico de 1995. Era cuando sólo teníamos dos discos, expresó Rubén Albarrán en la Sala Nezahualcóyotl, en marzo pasado, durante la grabación de la producción.

También los Tacvbos –Rubén Albarrán, Joselo y Enrique Rangel y Emmanuel del Real– se presentaron en el 20 del Festival Vive Latino; adelantaron que harían un concierto por tres décadas, el próximo diciembre en el Foro Sol.

La Cucaracha tomará el Metropólitan

Sobre cómo ha transmutado la agrupación tapatía Cuca en tres décadas, el bajista Carlos Avilez explicó: En un principio, como todas las bandas, no sabíamos cuánto iba a durar y cómo se va a mantener; además, una constante de las bandas mexicanas había sido que no pasaban de cierto tiempo o de cuatro o cinco discos, sobre todo en los años 90, cuando nosotros nos consolidamos y no fuimos la excepción.

El grupo tuvo un receso y regresó cinco años después, recordó. Fue un rollo retomar una carrera discográfica. Creo que la historia de Cuca, en retrospectiva, ha sido intermitente; de una banda que ha ido y venido muchas veces, pero que principalmente ha estado más en el escenario que en discos.

Avilez subrayó que el regalo del público para Cuca es mantenernos vivos y en escena. Incluso, atribuyen su permanencia a la espontaneidad que ha tenido resonancia con el gran público.

En La Cucaracha existe un espíritu que se mete al cuarto de ensayo cuando estamos juntos y nos demanda frescura, diversión y ser espontáneos.

La celebración de tres décadas será el 11 de octubre, mes en que nos metimos por primera vez a un cuarto de ensayo.

El eterno retorno de La Castañeda

Otra de las bandas intermitentes pero que ha sido protagonista de esta historia en las tres décadas pasadas es La Castañeda, que llevará su locura musical a los insanos fieles fanáticos el 1º de noviembre en el Teatro Metropólitan. A la par, la agrupación se sumó al Tour Rock que hace poco iniciaron sus colegas de Rostros Ocultos, Los Amantes de Lola y Kerigma.

Recientemente, Omar de León, tecladista del grupo, declaró sobre el aniversario: Cada año añadimos una página a nuestro espectáculo, con géneros musicales que no se esperarían de La Castañeda, como blues, jazz y bossa nova. Es un eterno retorno de La Castañeda, admitió uno de los integrantes de este quinteto, que ha hecho de su rock teatral toda una introspección.

En un breve recuento, sobre la sobrevivencia de la banda, De León dijo: El grupo se vuelve tu familia, y entre hermanos siempre hay fricciones, momentos de distancia. En estos años hemos tenido pausas, para descansar de nosotros mismos debido a la inercia de las personalidades, la lucha de egos y todo lo que conlleva pertenecer a una banda. Sin embargo, en meses recientes hemos logrado una compenetración que hace tiempo no se daba. Estamos brazo con brazo, uniendo criterios y dejando todos los vicios.

Doctor Cerebro: adrenalina pura

Para las Víctimas del Doctor Cerebro la parafernalia frenética que caracteriza sus alucinadas presentaciones ha sido parte de una trayectoria ininterrumpida, y como dijo hace unos años el patriarca de la banda, amo y señor de los astrofones,Romualdo Flores, El Chipotle: El tiempo ni lo sentimos, la verdad; parece ayer, y es porque nos gusta andar en el rocanrol.

En su afán de echarle ganas, han estado hasta en riesgo de electrocución. Por ejemplo, Abulón sube, como poseído por un demonio, a las torres de metal y ha estado a punto de caer. Chipotle se ponía luces con voltaje elevado; un día estaba lloviendo y recibió toques que le templaron los nervios. Éste dice: Somos adrenalina y energía pura. El público nos hace perder el control.

Ricardo Flores, Abulón, aseguró en una entrevista a esta redacción que han tenido reinvenciones y un aprendizaje constante para seguir trabajando y sobreviviendo entre las cambiantes modas musicales.

Puntualizó: Venimos de una época en que estaba de moda el rock en español, en los 90, cuando todas las disqueras querían tener su pedazo de pastel y apoyaron a bandas; entre ellas, a nosotros. Después pasó el interés y desaparecieron muchos grupos. La sobrevivencia de algunos se debe a que desde el principio fuimos independientes y seguimos así. Hemos visto cambios, pérdidas y cambios en la escena cambiar a la par de las nuevas generaciones. Se espera que anuncien próximamente la fecha de su clásico concierto de Día de Muertos.

Últimas noticias