Fanáticos de Beatles festejan el 50 aniversario de la foto Abbey Road

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Londres. Fans de los Beatles se congregaron ayer cerca de los estudios de grabación londinense de Abbey Road para celebrar el 50 aniversario de la foto que ilustra el último álbum que grabó el cuarteto, Abbey Road, con una de las portadas más icónicas de la historia de la música.

La foto de los legenderarios Fab Four muestra a los cuatro miembros del grupo atravesar un paso peatonal frente a los estudios Abbey Road. John Lennon va adelante, seguido de Ringo Starr, Paul McCartney, descalzo, y George Harrison.

La idea surgió inicialmente en la cabeza de McCartney, quien primero esbozó pequeños muñecos simplistas sobre un paso peatonal.

La foto fue tomada a las 11:35 el 8 de agosto de 1969 por el fotógrafo escocés Iain Macmillan. Esa hora fue escogida para evitar a los fans, que sabían que la banda generalmente llegaba al estudio a mitad de la tarde para grabar.

Parado sobre una escalerilla en la calle, donde el tráfico había sido detenido por un policía, Macmillan tomó seis fotos, de las cuales sólo se utilizó la quinta: una en la que los cuatro Beatles caminan al unísono. La sesión fotográfica duró unos 10 minutos.

Teorías de la conspiración

La grabación del álbum concluyó 12 días más tarde, el 20 de agosto. Salió publicado el 26 de septiembre de 1969, seis días después de que John Lennon informara a sus compañeros que dejaba el grupo.

Es el último álbum de estudio de Los Beatles, aunque precede la salida de Let It Be, grabado antes, y fue hecho en un ambiente más alegre. Incluye las canciones Something, Here Comes The Sun, Octopus’s Garden y Come Together, así como el famoso popurrí que cierra el álbum, una serie de canciones a veces inacabadas.

Como un hecho extraordinario: el nombre de Los Beatles no figura en la portada.

La portada también dio origen a una teoría de la conspiración sobre que Paul McCartney había fallecido (Paul is Dead) y que había sido remplazado por un doble. ¿Las pruebas, según esta teoría? Tiene un cigarrillo en su mano derecha cuando es zurdo. También veían mensajes ocultos en el hecho de que caminara descalzo y a un paso diferente al del resto del grupo.

Sitio de peregrinación

Los estudios Abbey Road se encuentran en el barrio adinerado y residencial de St. John’s Wood, en el noroeste de Londres. Fueron creados en 1931 en una gran casa del siglo XIX. Inicialmente estuvieron consagrados a la grabación de música clásica antes de abrirse al jazz y al rock.

No menos de 190 de las 210 canciones de Los Beatles fueron grabadas allí, y la casa londinense de Paul McCartney se encuentra muy cerca.

El lugar atrae a fanáticos de los Beatles de todo el mundo que, con frecuencia, reproducen la célebre foto sobre el paso peatonal. Éste es también grabado en tiempo real por una cámara cuyas imágenes se difunden en el sitio de Internet de los estudios.

Paso de fama mundial

Se puede admitir la discusión sobre si la de Abbey Road está entre las portadas más famosas de la historia de la música, pero lo que queda fuera de toda duda y posible apelación es que los Beatles convirtieron ese paso de peatones del norte de Londres en el más icónico de la cultura popular del siglo XX.

El álbum que John, Paul, George y Ringo estaban grabando en 1969 en los estudios de la calle londinense Abbey Road iba a llamarse inicialmente Everest. Incluso había programado un viaje al Himalaya para una sesión de fotos acorde, pero esta idea finalmente fue desechada por otra bastante más sencilla y menos costosa.

Así las cosas, el 8 de agosto de 1969, hace ahora medio siglo, los cuatro músicos se acercaron al estudio –que pasaría a llamarse Abbey Road en 1970, tras el éxito del disco– para continuar con sus trabajos, pero sin pensar en fotografía alguna. De hecho, Paul McCartney acudió con sandalias y caminando desde su domicilio.

De manera casi improvisada montaron una sesión fotográfica, en la que se tomaron seis instantáneas, con los cuatro miembros de los Beatles cruzando el paso de peatones, que ahora es uno de los lugares de peregrinación obligada para cualquier melómano, más allá de su fanatismo hacia los Fab Four.

Todo fue tan natural que podría decirse que fue improvisado.

El fotógrafo Iain Macmillan apenas contó con 10 minutos (mientras la policía cortaba el tráfico) para hacer esas seis fotos a partir de una idea esbozada por Paul, encargado después de decidir cual serviría de portada para el álbum.

Infinidad de curiosidades se sucedieron a partir del lanzamiento de Abbey Road. Como la de ese coche escarabajo (Volkswagen Beetle) perteneciente a un vecino y aparcado en el lado izquierdo de la calle, cuya matrícula LMW 281F fue robada reiteradamente para desesperación de su dueño quien, en cualquier caso, pudo sentir la satisfacción de ver a su coche convertirse en icono pop e incluso pieza de museo.

Para hacerse una idea del calado en la cultura popular del paso de cebra de Abbey Road, sólo hay que hacerse una pregunta: ¿Cuánta gente habrá imitado esta foto en los pasados 50 años? Imposible cuantificarlo. En diciembre de 2010, el ayuntamiento otorgó protección especial al lugar por su cultural e histórica importancia y desde 2011 una webcam permite ver en vivo lo que allí ocurre.

Y lo que ocurrió ayer, jueves 8 de agosto de 2019, es lo que ocurre todos los días, con decenas de turistas curioseando con la clara intención de recrear la legendaria portada del disco de los Beatles. Se arremolinan ordenadamente y lo hacen: cruzan con solemnidad mientras alguien los fotografía desde la acera.

Y cuando llegan al otro lado miran el resultado como hiciera en su día Paul McCartney. Y así, una y otra vez. Así es la rutina en Abbey Road.

 

Últimas noticias