"El gusto por el high energy se ha transmitido de una generación a otra"

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En más de tres décadas, Patrick Miller no ha dejado de tocar cada viernes los contagiosos ritmos que lo hicieron uno de los favoritos del público capitalino.

Sin importar si los asistentes eran muchos o pocos, el high energy –género que distinguió al proyecto encabezado por Roberto Devesa– sonaba y se mezclaba para el deleite de los bailarines. Ese es el sello que distinguió a esta oleada de sonidos que ofrecían una alternativa a las discotecas para las clases populares.

El high energy o Hi-NRG, llegó a los capitalinos gracias a este tipo de proyectos, pues el género no sólo era mal visto en el pasado, sino, además, no se escuchaba en las discotecas tradicionales.

Como su nombre lo indica, su principal característica son las altas frecuencias de energía que esta música transmite a sus adeptos. El género es una fusión de ritmos como la música disco, el dance, el pop y la electrónica que abundaban en los años 70. A México llegó gracias a los discotecas móviles que se presentaban en los suburbios de capitalinos durante la siguiente década. 

Supera cualquier definición

La DJ Katana, colaboradora del proyecto de Devesa y primera mujer en ejercer dicha profesión en el país, consideró que Patrick Miller ha superado cualquier definición. La diyéiexplicó que en un inicio el proyecto consistía simplemente en un equipo de audio y luz que tenía la intención de tocar en un lugar fijo, aunque con capacidad de desplazarse. Durante muchos años ese lugar fue el Club de Periodistas del Centro Histórico. Al lugar acudía cada semana una multitud de jóvenes que con el tiempo rebasó la capacidad del lugar.

Con los años se tuvo que adaptar. En los 90, Patrick Miller se mudó a una bodega de la colonia Roma y desde entonces la fiesta no ha parado.

DJ Katana explicó que sus más de 40 años de carrera le han permitido ver a la industria atravesar por muchos cambios. Para empezar cuando ella comenzó su carrera el concepto de DJ no era muy conocido, e incluso ejercer dicha actividad era mal visto por algunos. Sin embargo, consideró que se han abierto muchos canales, al punto de que ahora todos saben lo que es un DJ, y tanto los estilos como la presencia de las mujeres se ha diversificado mucho.

Señaló que hay tres razones por las que el concepto de Patrick Miller continúa en el gusto de un público joven y todavía numeroso. La primera es la inclusión y no discriminación que han caracterizado al movimiento y al lugar en el que Patrick Miller tiene su base.

De acuerdo con Katana, siempre ha tenido una magia porque te hace sentir bien, dentro te vuelves una persona sin importar si eres un ejecutivo o un volantero.

La segunda es el despliegue de tecnología y la calidad de los espectáculos tanto en su sede como fuera. Según la DJ, cada uno es meticulosamente planeado para que cada aspecto salga bien. La tercera es la transmisión de la música de una generación a otra: los padres lo oyen en su casa, a los niños les gusta, lo empiezan a bailar y cuando saben que va a haber un acto todos van en familia, relató. 

Los chavos son más abiertos

Para la pinchadiscos, otra cosa que ha cambiado son los jóvenes. Ahora los chavos son más abiertos a escuchar lo que les transmite la música, lo que elimina los prejuicios que antaño pudieran haber existido. Asimismo, indicó que la diversificación de públicos ha ayudado a que coexistan más estilos.

Isaías Valencia, de 47 años, forma parte del grupo de jóvenes que durante los 80 bailó entusiasmado al ritmo del high energy. Relata que aunque era todavía muy joven, durante el auge de estos grupos de luz y sonido gracias a sus hermanos mayores adquirió el gusto por el característico beat. Entusiasmado, relata que en Chalco –lugar en el que creció– el movimiento era muy fuerte. Había varios chavos que iban a los bailes. Desde chiquito me gustó bailar y el high energy se me daba bien, además de que a mis amigos también les gustaba. Me iba hasta Neza o Iztapalapa para ver al Poly Marchs o al Patrick.

Agregó que, aunque con el tiempo ha dejado de escuchar este tipo de música, siempre ha tenido momentos en que vuelve al high energy y se pone de buen humor.

El sábado el sonido de Patrick Miller saldrá de la colonia Roma para llegar al Pepsi Center. El espectáculo está pensado para todas las edades por lo que los niños podrán asistir y compartir al lado de sus padres la fuerza del high energy en un show que promete complacer tanto a viejos como a nuevos seguidores.

Últimas noticias