Pachucos y rumberos celebran 82 años del salón Los Ángeles

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Domingo 4 de agosto de 2019. Un viaje al pasado de más de ocho horas con danzón, salsa, mambo y cumbia resonó en el aniversario 82 del salón Los Ángeles, catedral del baile que no dio tregua.

Resistiendo los embates de la modernidad, la noche del viernes el mítico recinto de la colonia Guerrero recibió a pachucos, rumberos, danzoneros y cientos de invitados para el gran festejo. El lugar comenzará un camino de renovación para sobrevivir, expuso el director y anfitrión, Miguel Nieto.

El inmueble, que tiene más de ocho décadas, se vistió de gala, así como sus clientes habituales. Los boletos en taquilla se agotaron días atrás. Los convidados llegaban paulatinamente, desde la tarde hasta pasada la medianoche para escuchar tanto a la Orquesta de Arturo Núñez como a las sonoras Santanera y Dinamita.

También retumbaron entre los muros las interpretaciones de la Danzonera Acerina, Héctor Infanzón y su Big Band, los cubanos de Son 14, así como la agrupación La Nueva Nostalgia. Los cuerpos sudaron y se encendieron los ánimos. La noche apenas empezaba.

Adentro, en un altar –colocado un tanto de broma, pero también como tributo a los músicos– con diversos y extraños objetos que se han agregado con el paso de los años, destaca la figura de Dámaso Pérez Prado, quien fue recordado con los ritmos pegajosos de la orquesta que lleva su nombre.

Las bailarinas de esa agrupación mostraron sus dotes coreográficas con atavíos brillantes, mientras un pachuco resplandeció con su traje blanco y rayas de luces fosforescentes. Ese viaje en el tiempo se dio bajo los acordes de los mambos del Politécnico o del ruletero que tuvieron gran coro y multitudinaria respuesta bailable.

De forma paralela, los visitantes asiduos, aquellos que cada martes o domingo están presentes desde hace décadas, no dejaron de celebrar al salón donde han dejado sudor y preocupaciones, pues partieron un pastel y cantaron Las Mañanitas.

2 de agosto de 2019, Ciudad de México. Danzón, salsa, mambo y cumbia encendieron la pista durante el aniversario 82 del salón Los Ángeles, reflejo y referente de la historia de México. Entre pachucos, rumberos, danzoneros e infinidad de invitados transcurrió el festejo durante la noche del viernes en la colonia Guerrero. El emblemático recinto iniciará un camino de rediseño y renovación para “su sobrevivencia”, anunció su director y anfitrión Miguel Nieto durante la velada.

 

Don Ernesto, quien desde hace 20 años vende coloridos y brillantes zapatos hechos a mano, también estuvo presente entre las vitrinas de su pequeño negocio, con el cual trata de que perdure su oficio. En su tienda pueden calzarse quienes deseen estar en la moda de los mejores bailarines, así como los que gozan y dejan el alma en la pista.

También los pachucos y sus parejas ataviados con vibrantes trajes de colores dieron vida al lugar con sus inigualables pasos. Ricardo Zambrano y Paola Tiburcio o Pachuco Forever y Linda son la pareja del sabor; mientras, José de la Rosa y Liz Anaya son la dupla Pachuco Nereidas y Liz la méxico-cubana. Otro par que se observó alegrando el ambiente con todos los ritmos fue el de Gerardo Reyes y Zuly Sánchez.

Quien no conoce el salón Los Ángeles, no conoce México, es el lema del recinto, y así lo refrendaron con su apoyo clientes, visitantes y amigos que acudieron al inmueble, que conserva su estructura original, fotografías y decoraciones, en una cálida noche, donde los géneros musicales se fundieron y el baile no tuvo receso.

Ahora, el plazo será de un año para el rediseño y renovación del recinto que abrió sus puertas un 30 de julio de 1937 a la vida nocturna de la Ciudad de México.

Últimas noticias