El séptimo arte se apodera de la estación Zapata del Metro

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Martes 16 de julio de 2019, Ciudad de México. Cada tarde, de lunes a viernes, a partir de las 16 horas, el séptimo arte se apodera de la estación Zapata del Metro, entre las Líneas 3 y 12.

Una pequeña sala de cine de 34 asientos abre de manera gratuita para recibir al público que transita por el lugar.

Cualquiera que desee ver alguna película o documental debe ingresar a la estación del lado de Universidad, caminar por el pasillo que se transborda a la Línea 12, atravesar las caricaturas de José Guadalupe Posada o de Gabriel Vargas, luego bajar unas escaleras y doblar a la derecha, donde enseguida se encontrará el acceso.

Aquellos que vienen desde la Línea 12 deben caminar hacia la zona de transbordo a la Línea 3, y antes de llegar al pasillo de las caricaturas hallarán este reducto cultural.

Aquí se presentan desde clásicos mexicanos hasta filmografía relacionada con los derechos humanos y las garantías individuales.

Proyecto que surgió en 2017

Claudia Oviedo está a cargo del proyecto de cine, que surgió en el área de cultura del Sistema de Transporte Colectivo (STC) en 2017 con el propósito de ofrecer una alternativa cultural a los pasajeros.

En entrevista con La Jornada, dice que además de la programación diaria, tienen festivales en distintos horarios, lo que ha hecho que la respuesta del público sea positiva.

Cuando iniciamos no teníamos butacas y contábamos con un proyector, por lo que la pantalla era más chica y la gente se sentaba en el suelo. Sin embargo, ahora el lugar suele llenarse. Lo mínimo que tenemos de gente son 40 personas”, dice.

Por ahora no se tiene contemplado abrir otro cine en la red del STC, pues se requieren espacios. “Esto lo tuvimos que poner nosotros en el área cultural del Metro. Además nos ayudaron algunos patrocinadores”, dice Oviedo.

Diariamente se proyecta una película de 16 a 18 horas. “Trabajamos con Procine, Ambulante, Filmoteca UNAM y DocsMX, entre otros. Cada institución nos ayuda a hacer la curaduría. Ellos saben qué se puede proyectar. No ponemos cintas con temática sexual, política ni religiosa”, explica.

Esta tarde, la película seleccionada para transmitirse es Redes (1936), de Emilio Gómez Muriel y Fred Zinnemann, una cinta clásica en la filmografía nacional.

Al inicio de la película apenas se cuentan 15 personas, sin embargo ese número aumenta conforme avanza la cinta.

Abel Salazar tiene 61 años. Es contador, aunque en la actualidad no tiene trabajo.

¿Es la primera vez que viene a este cine?

Voy de paso, vi la película y me quedé porque es de las antigüitas.

¿Ya la había visto?

No. Estas películas no las veíamos todos. Soy de la ranchería y esto se veía sólo en la ciudad. Soy de Veracruz, de Santiago Tuxtla, donde no había estos servicios.

¿Qué opina de que existan estos proyectos en el Metro?

Está bien, porque la gente está muy estresada. Si tiene un momento se queda un ratito, se desestresa, tranquiliza y sigue su camino.

Al terminar la función la gente se levanta de su asiento para seguir su camino. Los acompañan murmullos sobre lo que piensan de la película, que se alejan conforme se pierden entre la gente.

Últimas noticias