El Festival Estéreo Picnic y el consumo de drogas responsable

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Bogotá. La fila de jóvenes en el Festival Estéreo Picnic en la carpa de Échele cabeza cuando se dé en la cabeza era tan larga como cualquier otra fila en el área de “food trucks” o venta de cerveza durante el primer día del encuentro musical en la capital colombiana. Los asistentes buscan información sobre el consumo de drogas; algunos quieren analizar las sustancias psicotrópicas que usarían durante la jornada musical que el viernes encabezó el rapero estadunidense Kendrick Lamar.

Échele cabeza cuando se dé en la cabeza es un programa de prevención que funciona en Europa y que comenzó sus operaciones en Colombia hace una década. Julián Quintero, director de la Organización No Gubernamental Acción Técnica Social, explicó que su objetivo “es promover la reducción del riesgo y la mitigación del daño en el consumo de drogas”.

“Los componentes de este programa son: prevención, tratamiento y superación, pero a la mitad de todo eso tenemos un sector de personas que consumen con fines recreativos y no tienen problemas, que se preocupan por su salud, por no tener una sobredosis, no tener una crisis. Entonces nosotros entramos ahí, en ese espacio donde le brindamos información a personas mayores de edad, en espacios donde sabemos que hay consumo”, dijo en entrevista.

Dicha iniciativa es el último lugar al que llegan los jóvenes que deciden consumir una droga, una vez que todos los demás controles han sido insuficiente.

“Independientemente de si es positivo o negativo, damos una recomendación de los riesgos, y los daños que implica consumir esa sustancia y qué acciones podría tomar para disminuirlos”, comentó.

Los asistentes al festival bogotano pueden acudir al estante con la muestra de la droga que piensan consumir para que les hagan la prueba de calidad. Por un monto de 10 mil pesos colombianos (60 pesos mexicanos), un químico se las recibe y hace la prueba. El resultado es entregado por un psicólogo que explica si es de buena o mala calidad.

“Si es de buena calidad, se les explica los efectos de consumir esa droga. Si es mala calidad, se les advierte de los peligros que puede tener para su salud”, explicó el activista.

Si en las pruebas encuentran alguna sustancia peligrosa, activan las redes del Estéreo Picnic, toman fotos de la prueba y mandan avisos en las pantallas colocadas en cada uno de los escenarios desplegados en el campo de golf Briceño 18, a las afueras de la capital colombiana, dijo.

De acuerdo con el especialista, las drogas de mayor consumo entre los asistentes del festival son éxtasis, LSD, metanfetaminas y cocaína, de la cual la más adulterada es ésta última.

Si bien esta iniciativa contó con el apoyo del programa social 'Bogotá Humana', de 2013 a 2015, por medio de la Secretaría de Salud, desde el cambio de administración del alcalde Enrique Peñaloza no cuenta con apoyo del gobierno local.

En México, el único festival que hasta ahora, ha adoptado una iniciativa similar es el Festival Bahidorá, que se realiza en Las Estacas, Morelos. También existe en otros lugares de la región como Argentina, Chile y Uruguay.

“El lema de Estéreo Picnic es ‘un mundo distinto’, y eso es, asumir que es una realidad (el consumo de estupefacientes). Las drogas están con nosotros hace cuatro mil años, es imposible desaparecerlas, solo hay que domarlas”, añadió Quintero.

 

Últimas noticias