Kacey Musgraves gana el Grammy al álbum del año

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Los Ángeles. En la edición 61 de la entrega de los premios Grammy, anoche en el Staples Center de esta ciudad, la cantante de country Kacey Musgraves se llevó el galardón por álbum del año, por Golden Hour. Mientras, Childish Gambino obtuvo el de mejor grabación por This is America, canción con mucha carga política y un fuerte video musical con mensajes sobre la violencia armada y el racismo en Estados Unidos.

Musgraves, quien sumó cuatro premios Grammy, se impuso a Cardi B, Brandi Carlile, Drake y Kendrick Lamar. En tanto, la canción trap gospel de Gambino, repleta de comentarios sociales, se impuso a favoritos como Drake, Cardi B y Lady Gaga en esta categoría.

Musgraves también obtuvo un premio por mejores álbum de música country, canción e interpretación solista de country.

This is America, sobre la brutalidad policial y el racismo, se convirtió en la primera canción de hip-hop en ganar ambas categorías de los Grammy; mientras, Drake tuvo una aparición sorpresiva para aceptar un galardón por la mejor canción de rap por God’s Plan, y a Lady Gaga le dieron tres galardones.

This is America también recibió premios Grammy por mejores video musical e interpretación de rap.

Antes de la ceremonia de ayer, los Grammy habían marginado frecuentemente de sus principales premios a los artistas de rap, pese al dominio de este género musical como el principal en Estados Unidos.

Sólo dos discos de artistas de hip-hop habían ganado alguna vez por álbum del año: The Miseducation of Lauryn Hill, de Lauryn Hill, en 1999, y Speakerboxxx/The Love Below, de Outkast, en 2004.

Dua Lipa obtuvo un galardón como mejor artista nuevo y la popular rapera Cardi B logró su primer Grammy por mejor álbum de rap por Invasion of Privacy. 

Empoderamiento femenino

Este año las nominaciones estuvieron dominadas por mujeres y la entrega de los premios, conducida por Alicia Keys, lo reflejó con actuaciones conmovedoras de Lady Gaga, Cardi B, Jennifer López, Diana Ross, Dolly Parton, Miley Cyrus, Janelle Monae, Katy Perry y Musgraves.

La ex primera dama Michelle Obama hizo una aparición sorpresa en el escenario de los Grammy para transmitir un mensaje de empoderamiento de las mujeres, junto a las superestrellas Lady Gaga, Jennifer López, la anfitriona Alicia Keys y la actriz Jada Pinkett-Smith.

La música nos muestra que todo es importante: cada historia dentro de cada voz; cada nota dentro de cada canción, dijo Obama, glamurosa en un traje brillante con una chaqueta de los años 70. ¿Es eso correcto, señoras?, preguntó; los aplausos resonaron.

Chris Cornell, fallecido en mayo de 2017 a los 52 años, obtuvo un Grammy póstumo a mejor presentación de rock. Cornell fue recompensado por su inquietante When Bad Does Good, derrotando a los Arctic Monkeys y a la estrella retro ascendente Greta Van Fleet.

Camila Cabello abrió la gala con un homenaje a La Habana de su abuela, quien la acompañó en el escenario junto a Ricky Martin y J Balvin.

Gaga y Brandi Carlile ya se habían anotado sus primeros premios de la jornada, en la ceremonia previa a la gala, en la que también fueron galardonados Luis Miguel y Claudia Brant en las categorías latinas.

El mexicano ganó el Grammy en la categoría álbum regional mexicano por ¡México por siempre!, tras 14 años de no haber conseguido este reconocimiento. Se trata del sexto Grammy que recibe el cantante de 48 años en sus 37 de trayectoria musical.

La agrupación mexicana Zoé se llevó el Grammy a mejor álbum de rock latino, mientras la orquesta estadunidense de salsa Spanish Harlem Orchestra ganó por mejor álbum tropical.

Últimas noticias