Retiros de Afore, vía de quienes menos ganan

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Miércoles 25 de noviembre de 2020. Uno de cada tres pesos que trabajadores mexicanos dispusieron de su cuenta para pensionarse, como una forma de paliar la crisis de desempleo y la caída en las percepciones provocada por la pandemia, correspondió a aquellos que están afiliados a las administradoras de fondos para el retiro (Afore) enfocadas a atender a la población de menor ingreso, según cifras oficiales.

Entre enero y octubre pasados, los trabajadores mexicanos retiraron de sus Afore ahorros por 16 mil 471 millones de pesos, cantidad superior 68 por ciento al mismo periodo de 2019, según información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), el regulador del sector.

De acuerdo con datos de la Consar, de enero a octubre pasados los mexicanos que tienen sus recursos pensionarios en Afore Coppel y Azteca –instituciones que atienden a los trabajadores de menores ingresos del país y hasta a informales– realizaron retiros por desempleo por 5 mil 838 millones de pesos, un incremento de 76 por ciento respecto del mismo periodo de 2019.

Así, del total de retiros por desempleo realizados en los primeros 10 meses de este año, 35 por ciento, poco más de una tercera parte, corresponde a los que han realizado los trabajadores afiliados en las Afore Coppel y Azteca, de acuerdo con la información oficial.

Los trabajadores registrados en alguna de esas dos administradoras han dispuesto de su Afore 5 mil 838 millones de pesos, cuando durante el mismo lapso del año pasado apenas habían retirado 3 mil 314 millones.

Para Enrique Díaz-Infante, director especialista en sector financiero y seguridad social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), las personas de menores ingresos han sido las más afectadas por la pandemia, lo que es reflejo de que México tiene una sociedad desigual, que ahora se puede trasladar a que en la vejez sea aún más marcada.

En su punto más alto, según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social, la pandemia de Covid-19 dejó a casi 1.2 millones de personas sin trabajo en la economía formal, de las cuales 84 por ciento fueron empleados con ingresos precarios de entre 3 mil 46 y 5 mil 641 pesos, es decir, no más de dos salarios mínimos.

Este tipo de trabajadores tienen, en su mayoría, su ahorro para el retiro en Afore Coppel o Azteca, las cuales están ubicadas en sus mismas tiendas departamentales.

A detalle, entre enero y octubre pasados los trabajadores afiliados a Afore Coppel retiraron por desempleo recursos pensionarios que ascienden a 3 mil 391 millones de pesos, 78 por ciento más respecto a los mil 904 millones de pesos de igual periodo del año pasado.

En tanto, los de Afore Azteca dispusieron de 2 mil 446 millones de pesos, 73 por ciento más que mil 409 millones de hace un año.

De acuerdo con la Consar, los incrementos que han mostrado estas dos Afore en el monto de retiros por desempleo en 10 meses es superior al incremento de 68 por ciento promedio que registra el total del sistema, es decir, de las 10 administradoras que operan en México.

La ley prevé que un trabajador puede retirar una parte de su ahorro para el retiro cuando acredite que tiene al menos 46 días desempleado. Puede retirar el equivalente a 30 días de su último salario de cotización. Sin embargo, al retirar recursos pierde de manera proporcional semanas cotizadas, lo que, a la larga, puede traducirse en una menor pensión.

 

Últimas noticias