Apoyando a la industria restaurantera podemos contribuir a reactivar la economía de nuestro país

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Si bien, a lo largo de estos meses les hemos relatado la gran incertidumbre y angustia por la que nuestro país y el mundo entero ha pasado ante esta emergencia sanitaria, y es que son muchos los negocios y comercios que se ven afectados por el cierre o algunos casos la baja afluencia de clientes. Muchos de éstos se pusieron las pilas y gracias al apoyo de otras empresas, han podido reabrir sus negocios haciéndolos muy seguros para ellos y sus clientes, ya que cuentan con todas las medidas de seguridad para evitar contagios. 

 

Hoy les platicaremos sobre la gran importancia de ayudar. Somos un país que siempre se ha caracterizado por su fortaleza y apoyo ante las adversidades, hoy estamos seguro que podemos ayudar una vez más sin que afecte nuestra economía a la industria restaurantera, sabemos que ha sido un gran reto adaptarse y sobrevivir a la nueva normalidad, cumpliendo con nuevas prácticas de higiene en los procesos de preparación de alimentos y bebidas, pero estos comercios han hecho de todo para garantizar la seguridad de sus espacios, la salud de los comensales y mantener las oportunidades de empleo para más de dos millones de personas en México, según las cifras más recientes del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI).

 

En México la comida es algo que trasciende, es por ello que nuestra gastronomía ha sido nombrada patrimonio de la humanidad. Los mexicanos socializamos a través de la comida. Las relaciones de trabajo, amigos y familia se fortalecen con los sabores y aromas de platillos que son capaces de transportarnos en el tiempo y el espacio. Sin embargo, hoy esos momentos aderezados con emociones están en peligro de desaparecer, junto con los miles de establecimientos que conforman el sector.

 

De acuerdo con los protocolos establecidos por las autoridades de sanidad, actualmente los restaurantes tienen permitido ocupar el 30% de sus espacios para comensales y hasta el 40%, en aquellos que cuentan con espacios abiertos. La nueva normalidad, indudablemente, afectan la demanda, la planeación financiera y la operación de pequeños y medianos negocios; representando– de acuerdo con información de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) – un riesgo de pérdida del 50% para 500 mil negocios y la probabilidad de cierre permanente para más de 30 mil establecimientos, sólo durante los últimos 4 meses, sin embargo, esta situación puede revertirse si sumamos esfuerzos.

 

¿Cómo poner nuestro granito de arena?

 

Lo más importante de todo, si tienes oportunidad, ¡consume local! de esta manera nos ayudamos todos e incrementamos el movimiento económico de nuestro país.

Las fondas, taquerías y demás negocios de alimentos y bebidas han transformado sus servicios, esto para cubrir sus gastos y evitar despidos o el cierre de sus puertas, para ello han implementado las entregas a domicilio y programación de pedidos para llevar, a través de plataformas y aplicaciones digitales. Es momento de ayudar a quienes le ponen sabor a tus comidas en familia, tú decides como contribuir si pidiendo por aplicación, para llevar o yendo a consumir a lugar favorito. 

 

Ellos han puesto de su parte con la finalidad de recuperar la estabilidad económica y afluencia de comensales. Estos pequeños y medianos restaurantes se han reinventado, de la mano de CANIRAC, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) y otras empresas de la industria privada; por medio de la iniciativa “Tu Cocina Local”, miles de miembros del sector se han capacitado para responder ante las necesidades que plantea la nueva normalidad. Además de caretas producidas por PetStar, planta de reciclaje de la IMCC; miles de negocios y emprendimientos dentro del sector, recibieron información y materiales de protección como manteles lavables y separadores, reforzando sus medidas de sanidad para garantizar que cuentan con espacios seguros y recuperar la confianza de los consumidores.

 

Cuidar unos de otros implica también cuidar de nuestra comunidad y de los pequeños negocios que fortalecen la economía de nuestra localidad. El apoyo a pequeños y medianos restaurantes es una oportunidad para ayudar a miles de familias mexicanas a sobrellevar la situación actual y reactivar la economía en el país.

 

Es necesario tomar acción y ayudarnos mutuamente como mexicanos. La situación derivada de la pandemia global pone a prueba nuestras capacidades, pero uniendo esfuerzos podremos salir adelante. ¡Hagamos esto juntos!

Últimas noticias