Hay más fraudes por teléfono que robo de identidad: ABM

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La banca tiene detectado un mayor incremento en los fraudes a clientes por medio de llamadas telefónicas que por robo de identidad en los últimos meses, advirtió Alberto Hernández Moreno, presidente de la comisión de ciberseguridad de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En una edición del programa Banca Explica, el directivo indicó que si bien los ciberdelincuentes normalmente optan por hacer ataques a grandes firmas, actualmente vulneran a cada cliente por ser personas más vulnerables.

“El fraude telefónico es uno de los ciberataques que las asociaciones están haciendo y estamos viendo un incremento durante los últimos meses”, precisó el directivo.

Detalló que los fraudes por teléfono son una variante de conseguir datos de los clientes y este tipo de delitos no solamente crecen en México, también a nivel mundial.

“Estamos viendo un incremento a nivel mundial, y están orientadas a los clientes, a los ciudadanos, no a atacar a las entidades financieras, sino a engañar a los ciudadanos y conseguir información personal clave”, dijo.

Hernández Moreno detalló que hay tres tipos de fraudes por teléfono: por medio de una llamada, por una grabación o por un mensaje. “Los tres métodos persiguen el mismo objetivo, ganar nuestra confianza”.

Expuso que estos mecanismos de fraude crecen porque para los usuarios es más fácil ignorar un correo que una llamada por parte de una persona que se hace pasar por una institución financiera.

“Nunca debemos dar los datos personales, el CVV, el NIP, las contraseñas de las aplicaciones o los números de la tarjeta, cuando se reciba una llamada cuelgue y marque al número directo del banco”, enfatizó el directivo de la ABM.

“La forma más sencilla de saber si una llamada es falsa es si nos piden algunos de estos datos, porque las entidades financieras nunca los pedimos”, añadió.

Hernández Moreno mencionó que, en el caso del phishing, que es un fraude en el que llegan correos supuestamente de un banco y al abrirlo parece la misma página que la de la institución, se roban los datos del cliente, también ha ido al alza.

“Queremos reforzar el mensaje de nuevo de tener cuidado con los correos electrónicos que recibimos, siempre hay que verificar que el originador del correo es quien dice ser, y para ello debemos ver que el correo es el de la organización y no compartir datos en los enlaces de internet”, refirió el directivo.

Últimas noticias