Un privilegio, participar en tradición del pan de muerto: Germán González Bernal

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Tras la presencia de Covid-19, por primera vez las celebraciones del Día de Muertos en México se tornarán un poco distintas a lo acostumbrado, muchas familias optarán por celebraciones sencillas en casa, para recordar a sus seres queridos, sin embargo, Germán González Bernal, CEO de Maison Kayser México, asegura que esto no tiene por qué ser motivo para no darse el tiempo de disfrutar un rico y tradicional pan de muerto en familia.

La pandemia nos ha obligado a innovar, a ser más creativos y esto también ha aplicado en la industria alimentaria, por eso durante estas celebraciones, en Maison Kayser México, hemos trabajado en perfeccionar y resaltar los sabores únicos e inigualables para el paladar que están presentes en el pan de muerto, el cual además sólo se produce en cierta temporada del año”, destacó Germán González.

El pan de muerto es la fusión entre dos mundos y una forma única para recordar a todos aquellos que han dejado atrás este trayecto llamado vida. La forma, la textura y hasta el olor del pan de muerto está lleno de símbolos, su forma circular representa el ciclo de la vida y la muerte, mientras que el pequeño círculo inferior simboliza el cráneo del difunto, y las tiras realzadas que lo cubren hacen alusión a los huesos y a las lágrimas derramadas por los que ya no están. “El pan de muerto es mucho más que un alimento típico de México, por ello es un privilegio poder elaborarlo y ser parte de esta tradición”, mencionó González Bernal.

Como cada año, Maison Kayser México trabaja en la elaboración de su ya tradicional pan de muerto relleno de nata, logrando darle un toque único que resalta su exquisito sabor a naranja, resultado del jugo fresco que incorporan en su masa. Además, para satisfacer los paladares más experimentados, la compañía dirigida por Germán González Bernal ofrece este año una propuesta de pan de muerto almendrado con licor de amaretto, disponible ya en algunas sucursales. En la celebración del Día de Muertos, el pan es el protagonista y nosotros hacemos de cada mordida algo único y significativo como lo es está celebración”, mencionó Germán González.

Por si esto fuera poco, Maison Kayser creó el acompañante ideal del delicioso pan de muerto, se trata de una paleta de chocolate llamada “Kayser” que se disuelve en leche para obtener un chocolate caliente fresco con una consistencia única, que sin duda será el mejor complemento para disfrutar de este pan. No dejemos que las circunstancias hagan que esta celebración pase desapercibida, únanse en familia, recuerden a sus seres queridos y dense el gusto y el placer de disfrutar de los sabores del pan de muertopuntualizó Germán.

Maison Kayser tiene distintas sucursales en México que cuentan con una fina selección de pan de muerto, la cual destaca por ser de los mejores del país, así que no te pierdas la oportunidad de disfrutar uno de ellos en esta temporada.

Últimas noticias